Los principales errores del administrador de TI que pueden conducir a una pérdida de datos

Kroll Ontrack recomienda acentuar los procedimientos en torno a la copia de seguridad y actualizar los antivirus

4 de junio del 2013

Madrid – 4 de junio de 2013 – Kroll Ontrack, proveedor líder de recuperación de datos y gestión de la información, ha identificado los errores más comunes cometidos por los administradores de TI, y que pueden conllevar hacia una pérdida de datos. Dada la complejidad y mayor capacidad de los dispositivos de almacenamiento, así como el aumento de los datos críticos dentro de una organización, resulta fundamental la documentación e implementación de las prácticas de seguridad para evitar un posible desastre.

"Con los datos almacenados en varias ubicaciones y en varios dispositivos, cualquier pérdida puede ser muy perjudicial. Se trata de un momento crucial para que los administradores de TI proporcionen una resolución rápida del problema y devuelvan la actividad del negocio", explica Nicholas Green, director general de Kroll Ontrack Iberia. "Bajo tal presión, los equipos de TI pueden estar pasando por alto las prácticas establecidas para la gestión de los servicios de tecnología, más enfocados a resolver el problema con urgencia, y exponiendo a las organizaciones ante una pérdida de datos".

Kroll Ontrack, en base a su experiencia durante 25 años en la recuperación de datos, ha identificado las principales incidencias de TI que pueden conducir a una pérdida de información:

  1. La falta de documentación y ejecución en los procedimientos de copia de seguridad. Un servidor que está en pruebas se desplaza a producción, pero nadie informa de que ya está en funcionamiento, y estos datos no se guardan. Por otro lado, una documentación inexacta puede implicar que los administradores de TI desmantelen una red de área de almacenamiento que está todavía en producción, lo que conlleva a una pérdida de datos.
  2. No mantener actualizado el software del sistema operativo y el antivirus. No actualizar los parches de seguridad del sistema operativo y del antivirus puede conducir a violaciones de seguridad y pérdidas de datos.
  3. La falta de una buena copia de seguridad. En una reciente encuesta mundial de Kroll Ontrack, el 60% de los clientes aseguró que tenía una copia de seguridad cuando se produjo la pérdida de datos, pero que esta no funcionó correctamente. No probar y verificar la integridad de copia de seguridad cada cierto tiempo es un paso garantizado para la pérdida de datos.
  4. Eliminación de los datos que están todavía en uso activo. Aunque parezca inaudito, Kroll Ontrack realiza a menudo recuperaciones de datos en cintas o servidores que teóricamente están fuera de uso, pero aún contienen datos activos. Es esencial asegurar que sólo se eliminan los datos que ya no tienen valor.
  5. No probar las políticas de seguridad. Incluso un pequeño fallo en la seguridad informática puede conducir a resultados devastadores, incluyendo la pérdida de datos confidenciales. Las contraseñas del administrador de TI sólo deben compartirse con los usuarios requeridos, y cambiarlos cuando el administrador de TI deja la empresa. Existen casos donde exempleados descontentos han borrado intencionalmente grandes cantidades de datos de la empresa cuando la contraseña seguía activa pese a no estar ya trabajando para esa compañía.

Kroll Ontrack recomienda una serie de prácticas para reducir la pérdida de datos:

  • Evitar entrar en pánico y actuar rápidamente. Una toma de decisiones equivocada puede conllevar a un desastre mayor y a un parón del negocio durante más tiempo, por no hablar del coste que supone y la sobrecarga de recursos. Si ocurre una pérdida de datos, no restaurarlos en el volumen donde se ha originado la incidencia y tampoco crear nuevos datos, ya se podrían dañarse.
  • Confianza en los conocimientos. Cuando ocurre un posible caso de pérdida de datos, actuar con rapidez sobre el volumen de almacenamiento, ya que los datos se sobrescriben a un ritmo rápido. No se debe formatear el volumen para resolver la corrupción.
  • Siga el plan establecido. Asegurar que la documentación del centro de datos es completa y revisada ??con frecuencia para asegurarse de que está al día. En particular, no ejecutar los servicios de volumen (CHKDSK / FSCK) ni actualizar firmware durante una pérdida de datos.
  • Conocer el entorno de TI (y sus datos). Entender lo que un entorno de almacenamiento puede albergar y lo rápido que se puede recuperar los datos en él. Es bueno conocer de antemano si los datos son críticos e irremplazables, o si se pueden volver a introducir y reemplazarlos, los posibles costes, etc. Determinar qué es lo más urgente: si conseguir que el sistema funcione rápidamente o la protección de los datos que se encuentran allí.
  • En caso de duda, llame a una empresa de recuperación de datos. Aunque acudir al fabricante del equipo puede ser un buen punto de partida, el valor de los datos y la posibilidad de perderlos para devolver el funcionamiento al sistema puede ser un paso equivocado. Asegúrese de consultar a una empresa de recuperación de datos de buena reputación si se ocasiona una pérdida de datos.

Acerca de Kroll Ontrack Inc.

Kroll Ontrack es un proveedor de servicios y software tecnológico que ayuda a empresas, organismos públicos y consumidores a recuperar datos perdidos, buscar y analizar información en copias de seguridad y destruir datos confidenciales para mejorar la gestión de la información. Kroll Ontrack también ofrece servicios de recaudación y análisis de pruebas electrónicas en investigaciones o procesos legales, como capturas de datos, estudios informáticos forenses y E-discovery. Kroll Ontrack es una filial de Altegrity, proveedor líder de soluciones de información.

Para más información sobre Kroll Ontrack y sus productos puedes visitar www.ontrackdatarecovery.es y el blog http://blog.ontrackdatarecovery.es/. Síguenos en Twitter: @KrollOntrackES

Para más información:

Rocío González
91 181 32 60
rocio.gonzalez@text100.es
Elena Bule
91 181 32 64
elena.bule@text100.es