Recomendaciones de Kroll Ontrack con motivo del Día Mundial de la Copia de Seguridad el próximo 31 de marzo

Un 26% de los españoles reconoce que ha eliminado o perdido datos por error en su empresa

27 de marzo del 2013
  • Un 30% de los empleados guarda la información corporativa en dispositivos móviles, como tabletas o smartphones, con el consiguiente riesgo de fuga de datos
  • El 36% de las personas que ha perdido información personal de sus archivos, reconoce que no pudo recuperarlos en su momento pero ahora realizan copias de seguridad con más frecuencia

Madrid – 27 de marzo de 2013 – Una encuesta realizada en España por Kroll Ontrack, proveedor líder en recuperación de datos y gestión de información, con motivo de la celebración del Día Mundial de la Copia de Seguridad el próximo 31 de marzo, refleja que un 63% de los profesionales que utilizan datos en su puesto de trabajo suele guardarlos en su ordenador de empresa. Los dispositivos móviles son otras de las opciones preferidas por un 30% de los españoles para almacenar información empresarial. De acuerdo con el estudio de Kroll Ontrack, los móviles, portátiles, tabletas y smartphones personales consiguen duplicar a los dispositivos móviles empresariales como soporte favorito de almacenamiento.

“Debido a tendencias como BYOD (Bring Your Own Device), se almacena el doble de información corporativa en dispositivos móviles personales que en los dispositivos móviles que ofrece la empresa, lo que aumenta considerablemente las posibilidades de pérdida o fuga de datos”, explica Nicholas Green, director general de Kroll Ontrack Iberia.

El estudio también muestra otras tendencias, como el 34% de empleados que también utilizan medios extraíbles, como pendrive o USB, discos duros externos o CD, y el uso de cloud computing por un 14% de españoles como soporte adicional de almacenamiento de información corporativa.

Por otro lado, un 26% de los encuestados reconoce haber perdido o eliminado datos por error en su empresa. Tras el desastre, en un 56% de los casos, los afectados acudieron al personal de TI de su organización para recuperar la información. Sin embargo, un 20% afirma que no sabe qué hizo su empresa para recuperar los datos y sólo un 4% tiene la certeza de que su empresa contactó con un proveedor especializado que rescató sus datos.

“La información es uno de los activos más valiosos en una empresa. Y por lo general, sólo existe una oportunidad para volver a disponer de los datos perdidos o eliminados involuntariamente. Acudir a expertos en recuperación de datos es la mejor opción para conseguir la máxima cantidad de datos posible”, recomienda el director general de Kroll Ontrack Iberia.

El estudio también revela que el 60% de los empleados cree que su empresa realiza todas las copias de seguridad necesarias de los datos que se manejan a diario en el entorno laboral. Sin embargo, un 27% reconoce que su compañía no realiza copias de seguridad de toda la información que se gestiona, como la que se guarda en dispositivos personales.

“Nuestra recomendación es que los directores de tecnología diseñen un mapa de sus datos, con la localización de las máquinas físicas o virtuales, sus nombres, y los responsables de cada información, para reducir riesgos de pérdidas o borrados accidentales y proteger la información independientemente de dónde se encuentre almacenada”, añade Green.

Información personal

El estudio también recoge datos sobre la información digital que es importante para los usuarios en su vida personal, como documentos, vídeos, películas o fotografías. Aunque un 63% afirma que no guarda la información en formato electrónico, el 31% de encuestados sí lo hace en su ordenador o portátil personal, tableta o smartphone. El 10% utiliza dispositivos extraíbles como CD, USB o discos duros externos y tan sólo un 1% utiliza cloud computing como medio de almacenamiento.

“Las memorias de estado sólido, donde los datos se almacenan en chips de memoria, se extienden cada vez más en smartphones, tablets y llaves USB. Son más rápidas que los discos duros, consumen menos energía y cada vez pueden almacenar más datos, pero plantean importantes retos en la recuperación de la información, porque no se almacena de forma lineal y secuencial, como suele ocurrir en los discos duros, por lo que se convierte en una tarea que requiere mucho tiempo, además de herramientas especiales y experiencia”, explica Nicholas Green.

Aunque sólo un 13% de los encuestados ha perdido o eliminado por error información personal de sus archivos, un 56% de los que sufrieron el problema confiesa que no realizó ninguna acción concreta para remediar el desastre. Un 36% sí expresa que, pese a que no pudo recuperar sus datos en aquel momento, actualmente ha aprendido a realizar copias de seguridad con más frecuencia, para evitar que vuelva a ocurrir la misma incidencia.

“Observamos una creencia generalizada entre la población de que la pérdida de datos es algo que ocurre de forma natural y que no se puede evitar, pero podemos afirmar que en la gran mayoría de los casos todos los datos del dispositivo afectado se pueden recuperar si se toman las acciones adecuadas. Lo ideal es dejarlo en manos de profesionales en recuperación de datos, con capacidades desarrolladas y específicas para cada sistema de almacenamiento”, concluye Nicholas Green.

Para la realización del estudio se entrevistó personalmente a 394 profesionales de diferentes sectores industriales en España, de entre 18 y 65 años, durante febrero de 2013.  

Datos globales

Por otro lado, Kroll Ontrack ha realizado una encuesta entre 600 clientes de Norteamérica, Europa y Asia Pacífico, de los que un tercio había experimentado una pérdida de datos de carácter personal y dos tercios la pérdida de datos empresariales.

En el momento de la pérdida de datos, el 60% de los encuestados expresó que tenía una copia de seguridad en vigor, aunque finalmente no le funcionó adecuadamente o se comprobó que no estaba actualizada. Estos resultados demuestran la importancia de verificar que las copias de seguridad funcionan correctamente y almacenan la información necesaria hasta ese momento. Tras producirse el desastre, el 87% de los encuestados confiesa que mejorarán sus copias de seguridad. De ellos, casi el 60% está pensando realizarlas en un disco duro externo y aproximadamente una cuarta parte optará por el cloud computing para proteger sus datos. El restante 13% afirma que no planea mejorar sus copias de seguridad por falta de tiempo.

Por último, el disco duro externo sigue siendo el soporte de almacenamiento más utilizado para las copias de seguridad en las empresas y en el ámbito personal. De hecho, el 60% de los encuestados utilizó dispositivos de almacenamiento externo, mientras que el 15% apostó por la nube y otro 15% por la copia de seguridad en cinta.

Acerca de Kroll Ontrack Inc.

Kroll Ontrack es un proveedor de servicios y software tecnológico que ayuda a empresas, organismos públicos y consumidores a recuperar datos perdidos, buscar y analizar información en copias de seguridad y destruir datos confidenciales para mejorar la gestión de la información. Kroll Ontrack también ofrece servicios de recaudación y análisis de pruebas electrónicas en investigaciones o procesos legales, como capturas de datos, estudios informáticos forenses y E-discovery. Kroll Ontrack es una filial de Altegrity, proveedor líder de soluciones de información.

Para más información sobre Kroll Ontrack y sus productos puedes visitar www.ontrackdatarecovery.es y el blog http://blog.ontrackdatarecovery.es/. Síguenos en Twitter: https://twitter.com/KrollOntrackES

Para más información:
Rocío González
91 181 32 60
rocio.gonzalez@text100.es
Elena Bule
91 181 32 64
elena.bule@text100.es