ONTRACK DATA RECOVERY ™ ANUNCIA LA LISTA 2006 DE LAS DIEZ PRINCIPALES CATÁSTROFES DE PÉRDIDA DE DATOS

Increíble pero cierto: historias reales de catástrofes de datos y proezas extraordinarias de recuperación de datos

14 de noviembre del 2006
Untitled Document

ONTRACK DATA RECOVERY ™ ANUNCIA LA LISTA 2006 DE LAS DIEZ PRINCIPALES CATÁSTROFES DE PÉRDIDA DE DATOS

Increíble pero cierto: historias reales de catástrofes de datos y proezas extraordinarias de recuperación de datos

14 de noviembre del 2006
Untitled Document

Ontrack Data Recovery™, el mayor proveedor de productos y servicios de recuperación de datos con la mayor experiencia y la tecnología más avanzada del mundo, ha hecho público su ranking de las diez catástrofes de pérdidas de datos de mayor envergadura de 2006. Elaborado a partir de un estudio mundial efectuado por los expertos en recuperación de datos de Ontrack, las catástrofes que figuran en el ranking de este año resultan aún más increíbles que cualquiera de los casos anteriormente citados al considerar que Ontrack recuperó los datos.

“Esto demuestra que los datos se pierden en infinitud de maneras, ya sea por un mero accidente o como resultado de un error extremo de usuario”, afirma Nicolás Green, responsable de Ontrack Data Recovery. “No importa cuán catastrófica pueda parecernos la situación, merece la pena que un servicio profesional como Ontrack evalúe el disco duro o el dispositivo de almacenamiento, porque existen muchas posibilidades de que consigamos recuperar datos críticos al margen de cómo se perdieron.”

Ranking Ontrack 2006 de las diez principales catástrofes y recuperaciones extraordinarias de datos

10. Helicópteros Hi-jinks – A los empleados de una empresa de telecomunicaciones internacional se les cayó un portátil mientras sobrevolaban Mónaco en helicóptero. Ontrack consiguió recuperar archivos vitales del portátil y enviarlos a través de un servidor FTP, listos para la reunión que se celebró en Hong Kong al día siguiente.

9. Lavar, lavar sin parar – En un vuelo de Londres a Varsovia, un pasajero guardó el portátil y los artículos de aseo en la misma bolsa. Por desgracia, el bote de champú goteó y manchó todo lo que había en la bolsa, incluido el portátil, con la consiguiente avería del disco duro. Para recuperar todos los datos, los ingenieros de Ontrack tuvieron que hacer su limpieza particular: limpiar el disco duro y demás componentes para que la unidad volviera a funcionar .

8. Un final feliz – Al cómico británico, Dom Joly, presentador y cocreador de Trigger Happy TV, se le cayó su portátil, dañando el disco duro que contenía cinco mil fotos, seis mil canciones, la mitad del libro que estaba escribiendo y sus antiguas columnas del periódico. Tras leer la trágica historia que el Sr. Joly había publicado en la columna de un periódico, Ontrack se puso en contacto con él y consiguió recuperar todo.

7. Investigación: SOS – Una universidad británica líder en investigación sufrió una pérdida de datos catastrófica después de que se desencadenara un incendio en el departamento de ciencias informáticas una mañana de fin de semana, dañando los equipos informáticos con humo y agua del sistema antiincendios. Ontrack acudió al lugar de la tragedia, donde salvó treinta ordenadores y recuperó más de un terabyte de datos.

6. Cuidado con los plátanos – Un cliente se dejó un plátano maduro encima de la unidad de disco duro externa y cuya “sustancia” se filtró dentro de la misma, dando al traste con el circuito. La unidad dejó de funcionar, pero Ontrack consiguió limpiarla y arreglar el panel del circuito, de tal modo que el disco girase durante el tiempo suficiente para recuperar los datos. Por desgracia, lamentamos la pérdida del plátano.

5. Discos duros, los nuevos policías tumbados – Ocurre todos los años, pero la gente sigue dejándose ordenadores y discos duros en zonas de tránsito de vehículos en movimiento. Sólo este año, Ontrack recuperó un portátil atropellado por un “sistema automatizado de traslado de pasajeros” en un aeropuerto, y varios discos duros externos guardados en una mochila a la que un camión marcha atrás les dio un buen revolcón.

4. A la décima va la vencida – Un hombre formateó su disco duro ni una, ni dos veces, sino diez antes de darse cuenta de que tenía que recuperar cierta información preciosa. Por suerte, Ontrack la recuperó a la primera.

3. Buscando a Nemo – Al regresar de las vacaciones de su vida en Barbados, un cliente se percató de que no podía acceder a ninguna de las fotos que había tomado con su cámara digital “sumergible” mientras hacía snorkel. Por lo visto la cámara no era tan sumergible como en el anuncio, así que Ontrack tuvo que recuperar todas las fotos de sus preciados peces tropicales.

2. Puesta a punto de una disquetera chirriante – Un catedrático de universidad oyó un crujido procedente de la disquetera de su nuevo ordenador de sobremesa. Para solucionar tan irritante problema, abrió la carcasa y roció el interior de la misma con WD-40. Aunque, en efecto, la unidad dejó de chirriar, también consiguió que no se iniciase. Ontrack logró que volviera a funcionar y recuperó sus datos.

Y, por último, el vencedor del peor desastre informático de 2006 es…

1. Qué limpio – Aunque las circunstancias en las que se produjo la pérdida de datos original no tienen nada de especial, el problema se agravó cuando el cliente nos envió la unidad envuelta en un par de calcetines sucios, que no la protegieron lo suficiente durante el transporte, por lo que los daños resultantes hicieron que la recuperación fuera una tarea más azarosa de lo habitual. La próxima vez, esperamos que se decante por el plástico de burbujas, pero mientras tanto Ontrack también consiguió recuperar todos los datos.

“Trabajando directamente con los ordenadores o los dispositivos de medios/almacenamiento en nuestros laboratorios y cámaras limpias o bien mediante la tecnología patentada Recuperación de Datos a Distancia™, es posible recuperar datos de ordenadores, servidores y hasta las tarjetas de memoria de los dispositivos digitales”, afirma Nicolás Green. “Sin embargo, particulares y empresas pueden ahorrarse todas las molestias y el estrés que esta situación puede generar, haciendo copias de seguridad de forma sistemática y poniéndose en contacto con una empresa profesional de recuperación de datos antes de que ocurra lo peor.”