Go to Top

Webmail en comparación con un Cliente de Email: ¿Cuál debo elegir?

Imaginemos esta situación: estás escribiendo un correo importante en tu cuenta de Webmail, presionas “Enviar” y, de repente, la pantalla queda en blanco. No te preocupas porque piensas que probablemente no sea nada grave. Seguramente habrá quedado guardado como borrador y podrás recuperarlo cuando ingreses de nuevo. Pero cuando ingresas tu cuenta de correo, descubres que todos tus correos electrónicos, los enviados, los guardados, ¡han desaparecido todos! Te da un ataque de pánico y pierdes una hora intentando localizar estos correos perdidos, sin éxito.

Entonces, ¿qué haces? ¿Te pones en contacto con una compañía de recuperación de datos como Ontrack? No, no en este caso.

El artículo a continuación apunta a explicarte por qué debes concentrarte en los siguientes puntos:

  • Cualquier correo electrónico al que se accede a través de una cuenta de Webmail (Google /Hotmail/Yahoo/la Nube) no queda almacenado en tu computadora. De hecho, ¡puede quedar almacenado en un servidor ubicado al otro lado del mundo!
  • Si los correos desaparecen de una cuenta de Webmail, depende del proveedor de Webmail ofrecer ayuda para su recuperación.
  • Los Clientes de Email como Microsoft Outlook almacenan los correos electrónicos en la computadora (o un servidor local) lo que significa que las compañías de recuperación de datos como Ontrack pueden ayudarte a recuperar los correos perdidos o inaccesibles.

¿Qué es el Webmail?

El Webmail es un sistema de correo electrónico al que se puede acceder a través de cualquier navegador web, cuando estás conectado a Internet. Todos los correos electrónicos, servicios de calendario y contactos están alojados en los servidores online del proveedor de servicios de correo electrónico. Esto es de utilidad cuando te encuentras las profundidades de la selva del Amazonas y necesitas revisar tu correo electrónico. Lo único que necesitas es un dispositivo que esté conectado a Internet. Por lo tanto, el Webmail es muy útil para aquellas personas que se desplazan constantemente y necesitan de esa flexibilidad.

La mayoría de los sistemas de Webmail son gratuitos, lo que los hace ideales para aquellas personas y compañías pequeñas que no pueden afrontar los costos, o no desean hacerlo, de un servicio de correo electrónico oficial. Algunas de las opciones gratuitas más populares son Gmail de Google, Outlook.com de Microsoft, y Yahoo Mail. Cada servicio les ofrece a sus clientes algo singular: por ejemplo, Gmail ofrece Google+ y Google Talk, mientras que Outlook.com ofrece Skype Instant Messenger, y Yahoo Mail cuenta con su propio Yahoo Instant Messenger.

Las principales desventajas del Webmail

Seguridad – Si hablamos con un experto, nos recomendará que no ingresemos a nuestro Webmail desde una computadora pública. Esto puede comprometer la seguridad de tu cuenta. Todo esto funciona muy bien si lo haces desde una computadora confiable que puedas utilizar en donde estés. Si no, tus opciones serán limitadas.

Publicidad – Si algo es gratuito, siempre hay que dar alguna cosa a cambio y en lo referido al Webmail, una de ellas es que nuestra pantalla estará llena de avisos publicitarios.

Espacio de almacenamiento limitado – A partir de que el Webmail se aloja en el servidor del proveedor de correo electrónico, el espacio de almacenamiento tiende a ser muy limitado. Si deseas enviar correos con adjuntos pesados o necesitas de mucha memoria para tu bandeja de entrada, probablemente el Webmail no sea la mejor opción.

¿Qué es un Cliente de Email?

Un Cliente de Email es un programa de escritorio que les permite a los usuarios acceder a sus correos electrónicos desde su propia computadora, sin tener que ingresar a través de la web. Están vinculados a las cuentas de correo electrónico a través de POP3 o IMAP. Esto significa que pueden gestionar el correo electrónico de cuentas con los ISP y otros servicios que no son de webmail. Como el Webmail, los clientes de Email ofrecen acceso a los contactos, características de chat y de correo electrónico, aunque a una escala más avanzada, y con el beneficio extra de contar con un cifrado adicional y una seguridad más avanzada.

Todos los correos nuevos provienen del servidor del proveedor de servicio de correo electrónico, se entregan a través del agente de transferencia de correo del proveedor de servicio de correo electrónico y quedan almacenados en la computadora de escritorio. Cuando se envía un correo electrónico, el Cliente de Email lo envía a los servidores de correo del proveedor del servicio a través del agente de envío de correo.

Un buen ejemplo de un Cliente de Email es Microsoft Outlook. Este servicio pago incorpora todos los servicios de correo electrónico descritos anteriormente, además de integrarse con las aplicaciones de Microsoft Office (Microsoft Word, Excel, PowerPoint, etc.).

Por cierto, no siempre tienes que pagar por tu Cliente de Email. Haz clic aquí para obtener más información acerca de los principales 10 Clientes de Email gratuitos disponibles.

Principales Desventajas de los Clientes de Email

Actualizaciones del sistema – Con el Webmail, recibirás actualizaciones cada pocas semanas, pero con los Clientes de Email, pueden pasar años hasta que se publiquen actualizaciones nuevas.

Acceder al correo electrónico a través de distintas computadoras – Algunos proveedores de correo electrónico utilizan IMAP, lo que es ideal para la sincronización de computadoras. Algunos Clientes de Email que utilizan un acceso POP no ofrecen buenas soluciones de sincronización, lo que pone un poco en aprietos a sus usuarios cuando deben acceder a su correo electrónico desde otras computadoras.

Copias de respaldo – Debido a que los Clientes de Email almacenan todos los correos electrónicos (enviados y recibidos) en la propia computadora, si se presenta algún error de software o hardware y los correos electrónicos no cuentan con una copia de respaldo, se corre el riesgo de que se pierdan todos los correos.

Diferencias entre el Webmail y los Clientes de Email

Aun cuando tienen distintos nombres, el Webmail y el Email son básicamente lo mismo. Ambos tienen el mismo propósito: enviar correos, archivos adjuntos, acceder a un calendario y almacenar una lista de contactos. Sin embargo, presentan dos diferencias importantes: de qué manera se accede a ellos y de qué manera de recuperan los correos perdidos.

Como se mencionó anteriormente, se accede al Webmail solamente a través de navegadores web, mientras que para acceder a los Clientes de Email se utilizan programas de escritorio. Entonces, si te encuentras en una situación en donde no te es posible acceder a tu correo electrónico, ¿qué debes hacer si tienes una cuenta de Webmail o una cuenta de Cliente de Email?

Pérdida de correos en una cuenta de Webmail

Si no puedes acceder a tu correo electrónico en tu cuenta de Webmail (ya sea Google Mail, Hotmail, Yahoo o en la Nube), no hay nada que pueda hacer una compañía de recuperación de datos como Ontrack. Esto se debe a que todos los correos quedan almacenados en los servidores online del proveedor de servicio de correo electrónico. Por lo tanto, una compañía como Ontrack no tendrá acceso a esos servidores. Para recuperar correos inaccesibles o eliminados de forma accidental de una cuenta de Webmail, la única solución es ponerse en contacto con el proveedor de servicios de correo electrónico.

Pérdida de correos en una cuenta de Cliente de Email

Por otro lado, es posible que una compañía como Ontrack pueda recuperar los correos inaccesibles o eliminados de forma accidental de un Cliente de Email. Ya que todos los correos se almacenan en la propia computadora, si ocurre una falla de software o hardware y ya no es posible acceder a los correos, la mejor opción posible es contactar a una compañía de recuperación de datos como Ontrack.

¿Tienes preguntas relacionadas a los Clientes de Email o al Webmail? Tuitea con nosotros a través de @OntrackES