Go to Top

¿Un avance en la recuperación de datos? Los datos que sobrevivieron el desastre del Transbordador espacial Columbia.

En su trayectoria profesional, Jon Edwards ha visto muchos ejemplos de desastres. Como ingeniero superior en Kroll Ontrack, ha tenido que recuperar datos de dispositivos casi destrozados. Inundaciones, incendios y choques de coches – pensaba que lo había visto todo. Sin embargo, ni siquiera esta experiencia tan variada le podría preparar ante su desafío más difícil – ¿cómo recuperar los datos de un disco duro fundido que había caído desde el cielo 6 meses antes de que lo descubrieran?

Este extraordinario hallazgo es lo que quedó de la malograda misión de la nave espacial Columbia, que en 2003 se desintegró al entrar en la atmósfera después de 2 semanas en el espacio. Una sección del material aislante de un tanque externo se había roto durante el lanzamiento, chocando contra el ala. Esto desestabilizó la nave, que se estrelló sobre Texas y Luisiana.

Cuando Edwards recibió el disco duro se mostró escéptico. El objeto se había quemado y estaba medio destrozado. El sello, diseñado con el objetivo de proteger el disco duro de polvo y suciedad, también estaba destruido. Como consecuencia, cabía la posibilidad de que pequeñas partículas pudieran entrar y rasgar el disco, lo cual dificultaría la probabilidad de recuperar los datos guardados en él.

Aunque la recuperación parecía imposible, Edwards tuvo suerte. Los discos giratorios en los que se almacenan los datos no se habían destruido – el disco de 240 megabytes estaba medio lleno, y el lado que contenía los datos no había sufrido daño alguno. Pero, ¿por qué contenía datos sólo un lado del disco? Porque en el ordenador de la NASA operaba una sistema operativo antiguo, DOS, que no almacena datos en todas las partes del disco.

Limpiaron los discos giratorios y los utilizaron para construir un nuevo disco duro. Tardaron unos días, pero el proceso fue un éxito y consiguieron recuperar el 99% de los datos almacenados.

Esta recuperación de datos tan exitosa permitió a los investigadores de la NASA establecer la razón por la que sustancias como el kétchup o la nata montada tienen una apariencia líquida cuando salen del recipiente y luego pasan a ser más sólidas. Este proceso,  conocido como “pseudoplasticidad” ocurre cuando, como con la nata montada,  aumenta la fragmentación de una parte de la sustancia y diluye y fluye con más facilidad.

Los miembros de la tripulación que murieron en el desastre habían realizado experimentos para analizar las teorías de “pseudoplasticidad”. Parte de la información de estos experimentos quedó grabada en el disco duro del que Kroll Ontrack consiguió recuperar los datos.

Los resultados, que se encontraron gracias a la recuperación de datos de Kroll Ontrack, fueron publicados en la edición de Physical Review E, una publicación de física, en abril de 2008.

, , , ,

Deja un comentario