Go to Top

Sincronización a través de la nube: ¿Datos seguros?

¡Otra vez la Nube! Seguramente esto es lo que estarás pensando. Pues sí. La cuestión de la sincronización de datos ya no es una tarea sencilla cuando le añadimos la Nube, ya que tenemos que comprender qué es lo que ésta nos devuelve. Para los particulares, el servicio iCloud de Apple es un servicio típico de sincronización de datos a través de la Nube. Lo que es interesante en el concepto de iCloud, es que le brinda al usuario la posibilidad de escoger la sincronización del tipo de datos según el tipo de terminal, que puede ser un MacBook, un PC, un iPhone, un iPad u otro. Por ejemplo, dos o tres de estos dispositivos pueden sincronizar los contactos, en tanto que sólo dos sincronizan las fotos. El interés de esto es que se puede reservar más espacio para música en un dispositivo y más para fotos en los otros. Lo importante es que el espacio pago en el servidor, la suscripción paga en iCloud, cuente con la capacidad de contener todo (por defecto, Apple ofrece un espacio gratuito de 5 GB). En resumen, en lo que tiene que ver con iCloud, se comprende rápidamente que existe una ubicación exclusiva, en algún lugar, en un servidor que agrupa el conjunto de datos de cada dispositivo que se desea sincronizar.

La sincronización en la Nube es una garantía para los datos

Hasta cierto punto sí, pero no tanto. De hecho, si uno de los dispositivos decide, por ejemplo, eliminar los datos sincronizados de tipo foto, también desaparecerán del servidor iCloud. Por ende, desaparecen de todos los dispositivos sincronizados. Si no existiera una “verdadera” copia de seguridad del contenido en iCloud, es decir, un archivo real que almacene el estado de todos los datos del tipo foto, contactos, etc. en un momento M dado, el borrado de los datos desde un “terminal” es definitivo, y por lo tanto, irrecuperable. Sin ser alarmista, el usuario deberá también conservar cuidadosamente sus datos de identificación en Apple y su contraseña, porque alguien con malas intenciones podría decidir conectarse a sus datos y hacer con ellos lo que le parezca. Un iPad en las manos de los niños, sin la protección adecuada, puede hacer que desaparezcan los datos sin ninguna  mala intención por parte de los niños. Realizar una copia de seguridad de los datos en iCloud en modo de copia de seguridad es algo imperativo, ya que así no se podrán eliminar accidentalmente durante la sincronización. Sin embargo, esto aumentará el coste, porque los datos existirán de dos formas redundantes.

¿Y en el mundo profesional?

En el mundo profesional, la problemática es la misma. Pero las opciones del administrador de datos del conjunto de los usuarios no lo son. El administrador de un servicio como Microsoft Office 365, por ejemplo, puede llegar a gestionar la retención de datos de una o varias casillas de correo, incluso si el usuario ha decidido eliminar los mensajes de correo electrónico. Esta función de alto nivel generalmente sólo se utiliza en caso de que la retención de datos sea necesaria para casos de litigio. En efecto, la papelera de reciclaje o la carpeta de elementos eliminados no vaciadas a menudo son suficientes para recuperar la información. ¿Con qué garantías pueden entonces beneficiarse los profesionales en cuanto a sus datos en el contexto de la sincronización? Todo depende de las funciones disponibles, del administrador, de la política de la empresa con respecto a los datos. La ventaja de la sincronización es contar con la capacidad de acceder a ellos desde varios terminales diferentes para todas las situaciones de la vida profesional. Lo que no se debe olvidar, sobre todo para los correos electrónicos, es que esto son opciones específicas del servidor, pero pase lo que pase, la copia de seguridad de los datos sigue siendo fundamental, sin importar que se realice en la Nube y/o en un servidor claramente identificado.

Deja un comentario