Go to Top

Si sube el termómetro, protege tus datos

Sabemos que el riesgo de perder datos existe durante todo el año, por ejemplo por fallos mecánicos o errores humanos involuntarios. Pero en verano, con la subida de las temperaturas y el sol, estos riesgos aumentan tanto que llegan a producirse más del doble de casos de avería de dispositivos que durante el resto del año.

Así que si decides salir a la terraza o bajar a la playa con el ordenador, ten mucho cuidado, sobre todo cuando la temperatura exterior supere los 30 grados. Si dejamos nuestros dispositivos móviles al sol durante largos periodos de tiempo su funcionamiento se puede ver afectado, ya que las temperaturas elevadas pueden producir fallos del disco duro y la consecuente pérdida de documentos. También hay que tener cuidado cerca de las zonas de baño porque el agua puede caer sobre nuestro dispositivo de forma involuntaria y estropearlo.

Toma todas las precauciones posibles para evitar que las altas temperaturas dañen tu dispositivo. Pero si a pesar de todo falla, recuerda que lo mejor es no tocar el sistema dañado ni tratar de recuperar nosotros mismos los datos, sino acudir a un experto. Los intentos de recuperación de datos pueden causar daños adicionales considerables, dejando tu información en un estado irrecuperable. Con la ayuda de un experto, hay un 75% más de probabilidades de recuperar con éxito la información de aquellas unidades que no han sido abiertas previamente.

Os dejo a continuación unas declaraciones sobre los efectos del calor en los dispositivos móviles y las recomendaciones principales para evitar la pérdida de datos este verano, publicadas en Cadena Ser:

 

Deja un comentario