Go to Top

Recuperación de datos después de cambiar de proveedor de servicios Cloud

Recuperación de datos ubicados en la nube.En relación a la recuperación de datos, ¿cuál es nuestro principal problema al cambiar de proveedor de servicios en la nube? A primera vista las infraestructuras virtuales parecen ser el tema más complejo.  ¿Es SaaS (Software como servicio) tan sencillo como parece? En realidad, nada de esto es realmente el problema.

La opción de cambiar de proveedor de servicios en la nube puede deberse a varios factores. Depende en gran parte de los servicios ofrecidos y también del proveedor de servicios que los ofrece.

En relación a SaaS, se pueden plantear dos problemas:

  • En primer lugar, que el Software usado por SaaS, sea exclusivo para ese sistema, o bien que sea tan complejo que se hace imposible extraerlo sin tener que invertir mucho en la recuperación de datos para poder migrar el Software.
  • En segundo lugar, que ya no estés satisfecho con el proveedor responsable de la administración de tu cuenta y quieras cambiar.

El primer problema se puede resolver analizando la situación antes de tomar una decisión. El segundo, puede ser tratado de forma más fácil, ya que mientras más avanzadas sean las plataformas en la nube, y también más universales, más capaces son de ofrecernos un plan “de cambio de servicio”, permitiéndonos pasar nuestros datos al socio deseado.

Recuperación y uso de los datos: no tan simple como parece.

Con la infraestructura virtual, las cosas parecen ser incluso más complicadas. El primer inconveniente para cambiar de proveedor de servicio recae en la tecnología de virtualización empleada por la plataforma (PaaS: Plataforma como Servicio) o la infraestructura (IaaS: Infraestructura como Servicio).

Además, aunque los centros de datos tienden a querer expandir su negocio ofreciendo varios tipos de tecnologías de alojamiento (Hosting) de infraestructura virtual (p. ej. Xen, VMWare, Microsoft Hyper-V, etc.), la opción de querer cambiar no sólo la tecnología, sino el proveedor de servicios, puede resultar ser algo complicada y costosa. De ahí, que la opción más simple sea recuperar toda la estructura virtual en su formato “nativo” y transferirlo, “como-es”,  a otro proveedor de servicio con la misma tecnología.

Sin embargo, esta última opción no es tan simple. ¿Y qué ocurre con la redistribución de las direcciones del servidor? ¿Es la misma versión de la tecnología? ¿Qué se expone en el contrato en relación a los costes de recuperación de datos? ¿Podría bastar una copia de seguridad de la infraestructura? ¿Cuál es la fecha límite? ¿Qué ocurre en el caso de una disputa comercial? ¿Son los datos mantenidos con el proveedor anterior borrados de forma permanente, una vez que el contrato ha terminado?

Finalmente, nos damos cuenta de que la recuperación de datos no es, a priori,  el principal problema. Es más bien una cuestión en torno a la estructura de los datos una vez que se han recuperado,  y qué es lo que se debe hacer con estos (una vez que cambiamos de proveedor de servicios) cuando este proveedor es más que un simple administrador de servicios SaaS.

Deja un comentario