Go to Top

¿Qué es una nube híbrida?

hybrid-cloudLa nube está en todas partes. Seguramente remplace toda la informática de empresa. Sin embargo, ¿es inevitable que lo remplace todo? La nube híbrida es a menudo la respuesta más lógica.

Pasar de un modo de funcionamiento interno de «cliente-servidor» a un modo de nube 100% es una utopía en la mayoría de los casos. Algunas de las razones son:

  • el acceso a la nube pasa por una comunicación de tipo ADSL o incluso SDSL: una línea forzosamente reducida en relación a Ethernet que no plantea un rendimiento óptimo para todos los usos, aunque el ADSL sea apropiado para múltiples usos;
  • el software que se utiliza en los servidores internos no existe en el modo SaaS (Software como Servicio);
  • las versiones de los sistemas de explotación y de software para algunos servidores son muy recientes;

¿Hace falta pasar a la nube híbrida?

Pasar a una infraestructura de nube híbrida tiene que surgir de la necesidad. Además, se debe tener en cuenta el estado actual del hardware y software, así como analizar los flujos y la importancia del uso de los servidores y programas actuales en cuanto a mantenimiento y costes de uso fijos. Por último, hay que reconsiderar el conjunto e integrar las nuevas necesidades.

Un problema común que puede justificar por ejemplo permanecer en el modo «cliente-servidor» interno es el tamaño de los archivos y el rendimiento necesarios en la red para trabajar en óptimas condiciones. Es el caso de la mayoría de profesiones relacionadas con los CAD, los SIG y los vídeos. Las profesiones de diseño, arquitectura y audiovisual son las primeras implicadas.

En ese caso, una nube híbrida puede consistir en pasar a la nube los servicios relacionados con el CRM, la contabilidad, la DRH, el marketing y la economía en nube, en modo SaaS, PaaS (Plataforma como Servicio) o IaaS (Infraestructura como Servicio) en función del análisis de costes y disponibilidad de servicios. En cambio, los servicios de I+D utilizan la estructura actual, e incluso se cambia la ejecución para crear una duplicación «latente» en PaaS y se actualizan los datos cada noche para garantizar un buen servicio a la hora de retomar las actividades en caso de que la infraestructura real esté defectuosa o en mantenimiento.

En concreto, la sala de servidores se simplifica, la red continúa idéntica y los servicios en nube se dirigen al exterior a través de flujos protegidos. Lo único que hay que analizar al final es lo que permanece en la estructura interna y, sobre todo, la ejecución del router con Internet.

Deja un comentario