Go to Top

Problemas y riesgos de los hotspots privados

BYON (Trae tu propia red de trabajo)Actualmente, cada vez son más las empresas que se preocupan por el uso que los trabajadores hacen de los datos, desde sus equipos y dispositivos particulares. Una inquietud que va en aumento dada la importancia de la novedosa tendencia empresarial conocida como BYOD (trae tu propio dispositivo, por sus siglas en inglés). Y por si fuera poco, recientemente también ha aparecido una nueva modalidad conocida como BYON (trae tu propia red de trabajo).

Muchos dispositivos como los smartphones pueden funcionar como routers inalámbricos mediante el tethering o anclaje en red (http://es.wikipedia.org/wiki/Tethering), un proceso que permite que los trabajadores de una empresa se conecten a Internet para seguir las redes sociales, buscar información o visitar páginas web de diversa índole. Además, también pueden encontrarse pequeños routers móviles denominados MiFi que actúan como una señal WiFi móvil (http://es.wikipedia.org/wiki/MiFi), permitiendo que otros dispositivos habilitados con WiFi tengan acceso a Internet. Estos pequeños routers resultan verdaderamente prácticos si se desea visitar páginas web que los administradores de las empresas han bloqueado previamente por considerarlas altamente peligrosas.

Por otra parte, aquellos trabajadores que se conecten a una mini-red de trabajo desde sus smartphones y tabletas y que, al mismo tiempo, estén conectados a la red principal de la empresa, cuentan con distintas opciones a la hora de burlar el bloqueo de seguridad que la empresa tiene instalado para conectarse a Internet. Al hacer esto, los datos almacenados en los dispositivos y equipos particulares quedan expuestos a ataques externos y pueden infectarse de troyanos, virus u otro tipo de software maliciosos que ponen en riesgo a toda la compañía, una vez que los datos almacenados en el dispositivo en cuestión se transfieren a los servidores de la empresa.

Es por eso mismo, por lo que es de gran utilidad que los administradores de sistemas TIC de las empresas configuren una segunda red alternativa a la red general, y que los trabajadores la utilicen para realizar sus tareas. De este modo, los trabajadores pueden utilizar esa red secundaria exclusivamente desde sus equipos y dispositivos personales, ya que resulta casi imposible impedir que se conecten a Internet desde sus dispositivos mientras están trabajando.

Por lo tanto, y teniendo en cuenta los peligros que las mini-redes privadas entrañan, se debería tratar el problema cuanto antes, con el objetivo de ofrecer una solución adecuada. Entre las posibles soluciones que pueden encontrar las empresas, el utilizar una red privada virtual (http://es.wikipedia.org/wiki/Red_privada_virtual) se presenta como una magnífica alternativa y una importante medida de seguridad a la hora de proteger los datos empresariales y ofrecer a los trabajadores la oportunidad de estar conectados a Internet en todo momento.

, ,

Deja un comentario