Go to Top

Limitando pérdida de datos de almacenes de datos: Virtualización vs Hardware RAID físico.

La aparición de la virtualización en la industria de TI ha traído consigo muchos cambios drásticos en la forma en que se almacenan los datos de la empresa: los administradores de todo el mundo están siguiendo de muy cerca esta tecnología con el fin de consolidar el hardware antiguo y encontrar una solución optimizada para sus necesidades de almacenamiento.

La gran pregunta desde el punto de vista de recuperación de datos es: ¿qué es más seguro, datos guardados en un entorno virtual o datos almacenados directamente en un RAID físico?

Esta pregunta es más bien compleja de contestar, pero hay una cosa muy importante a recordar: tanto si estás utilizando virtualización como si no, en última instancia todavía tienes que confiar en el hardware físico para almacenar tus datos. La diferencia clave, cuando se mira hacia la virtualización, es la forma como se gestiona el hardware con el fin de limitar el riesgo de pérdida de datos.

Si nos fijamos en una configuración simplificada para una PYME, comparamos las dos situaciones siguientes:

Almacén de datos 1: Un único servidor tradicional “físico”, formado de 10 unidades SAS

Almacén de datos 2: Un único servidor físico formado de 10 unidades SAS y  funcionando en un entorno virtual.

Además, podemos asumir que ambos RAID son idénticos por ejemplo RAID 5.

Desde un punto de vista de la recuperación de datos, ambos sistemas son igual de susceptibles a la pérdida de datos ya que ambos dependen de un sólo RAID físico y sus unidades constituyentes. Una buena solución para las dos situaciones mencionadas, sería tener dos servidores físicos: uno para el almacenamiento de datos, y el otro como una copia de seguridad.

Una configuración virtual todavía tiene que ser construida sobre una base de dispositivos físicos, al igual que lo han sido siempre los RAID tradicionales. Éstos podrían ser canal de fibra óptica, SCSI, SAS o SSD. Con esto en mente, podemos ver que los entornos virtuales todavía pueden ser propensos a fallos físicos. Sin embargo, la gran ventaja es que la virtualización nos da la capacidad de migrar y respaldar los datos con mucha mayor facilidad.

Por el contrario, las herramientas de gestión de virtualización son tan fácil de usar que puede haber un mayor riesgo de error humano. Ha habido casos de usuarios que han eliminado máquinas virtuales por accidente,  ¡en algunos casos se han eliminado servidores enteros o máquinas virtuales!

La clave para implementar entornos virtuales con éxito y limitar la posibilidad de pérdida de datos es tener copias de seguridad y procedimientos de recuperación actualizados. Recuerda siempre que es necesario mantener un ojo atento a tu hardware, y que éste puede fallar, por lo que podrías encontrarte en una situación potencial de pérdida de datos. Pasarte sin más a entornos virtuales, no es suficiente para proteger tus datos y confiar en un único servidor físico – ya sea ejecutando el software de virtualización o no – es un camino arriesgado a tomar.

, , ,

Deja un comentario