Go to Top

Las copias de seguridad deben ser tan sencillas como 3-2-1

La importancia de contar con una buena estrategia de copia de seguridad es un tema cada vez más notorio en la actualidad de TI. Esto se debe a las numerosas maneras de perder datos que existen: los ciberataques, los empleados deshonestos, los desastres naturales, los medios de almacenamiento dañados y los errores humanos son tan solo algunas de ellas.

En lo que a errores humanos se refiere, quizá te sorprenda saber que constituyen el 25 % del total de pérdidas de datos. Imagínate algo tan sencillo como que un miembro del personal de limpieza desenchufe por accidente un sistema de copia de seguridad de datos para enchufar la aspiradora… Este tipo de escenario sigue representando hoy en día un peligro que, si bien pequeño, es potencialmente catastrófico en lo que concierne a las pérdidas de datos.

La única solución razonable para afrontar las pérdidas de datos es una buena estrategia de copia de seguridad. La preparación e implementación de tal estrategia es crucial para garantizar la seguridad de los datos, y retrasar el proceso, o no disponer de copia de seguridad durante cierto tiempo, es extremadamente negligente.

Cómo crear una estrategia de copia de seguridad

La regla 3-2-1 de copia de seguridad es una estrategia viable y práctica que asegura la seguridad de los datos. Funciona así:

  • Tienes que almacenar tus datos 3 veces: una vez, tus datos en directo/de producción, y las otras dos son copias de seguridad para proporcionar redundancia.
  • En tus copias de seguridad tienes que usar 2 tecnologías distintas. Existen multitud de tipos de medios disponibles en función de tus necesidades: NAS, discos duros externos, memorias flash, cintas magnéticas, DVD, la nube, etc.
  • Conserva siempre 1 de estas copias de seguridad fuera de tu ubicación o de las instalaciones de la compañía.

¿Por qué funciona este método?

3: Estadísticamente, almacenar los mismos datos tres veces minimiza las probabilidades de pérdida de datos. Imagina que guardas tus datos en el disco 1 y la copia de seguridad en el disco 2. Si la probabilidad de fallo del disco 1 y del disco 2 es de 1/100, la probabilidad de fallo simultáneo de ambos discos es de 1/100 x 1/100 = 1 / 10 000. Con tres copias de seguridad, la probabilidad disminuye a una en un millón. 

2: Utilizar dos tecnologías de almacenamiento de datos distintas reduce aún más la probabilidad de que se produzcan pérdidas de datos. No es raro que dos dispositivos del mismo lote y utilización tengan una vida útil similar: por ejemplo, las bombillas de tu casa y las bujías de los coches. Con los sistemas RAID, también es común que varios discos duros fallen uno tras otro al ejecutarse en estado degradado.

1: Siempre es recomendable conservar una copia de seguridad por lo menos en una ubicación distinta. De este modo, si se produce una inundación, un incendio, un robo o un ciberataque, no se perderán todas las copias. Guardar una copia de seguridad en una caja fuerte segura, en la nube o en otra oficina la protegerá de sufrir daños totales o pérdidas si ocurriese algo.

Siguiendo una estrategia de copia de seguridad como la regla 3-2-1 estás dando un paso en buena dirección pero es importante llevarlo a cabo inmediatamente, sobre todo si has identificado posibles puntos débiles en tu método actual.

Si te interesa obtener más información, haz clic aquí para averiguar por qué las copias de seguridad no siempre evitan las pérdidas de datos en cualquier situación.

¿Cómo haces copias de seguridad de tus datos? ¿Qué distintos tipos de medios utilizas y por qué? Háznoslo saber con un tuit en @OntrackES

Copyright de la imagen: Tim Reckmann/pixelio.de