Go to Top

La reconstrucción de datos, un paso más allá

En algún u otro momento, todo el mundo ha sufrido la frustrante experiencia de “perder” documento(s) importante(s) – porque el ordenador se quedó colgado, se fundió el sistema por un desastre natural o se pulsó sin querer la tecla de suprimir. Lo que muchos no saben es que cuando un documento se pierde, generalmente sólo se ha perdido de forma temporal. Es cuestión de disponer de las herramientas adecuadas o de trabajar con expertos para salvar la información.

La recuperación de datos es la ciencia que busca reconstruir el sistema de archivos de forma que se pueda acceder a los archivos de datos. Cada sistema operativo tiene un sistema de archivos, que es un método único de indexar y monitorizar los archivos. Desgraciadamente para los que pierden datos, los sistemas de archivos pueden ser muy complejos, razón por la cual puede ser muy difícil localizar archivos perdidos.

Si el disco duro presenta algún problema de tipo mecánico, deberá pasar a la cámara limpia, que es un entorno ultra-limpio empleado para trabajar sobre elementos microscópicos. La cámara limpia actuará a nivel electrónico y mecánico para conseguir que el disco sea operativo. Ello puede incluir cualquier operación, desde una limpieza física de los platillos de discos de forma que puedan girar correctamente a intercambiar elementos eléctricos para iniciar el dispositivo.

En caso de que el disco no tenga problemas mecánicos o estos hayan sido solucionados, pasará al laboratorio. Los ingenieros de recuperación de datos trabajarán en el laboratorio con una copia del disco para reparar las estructuras de archivos, y crearán un listado de archivos completo que muestra todos los archivos y directorios del disco. Este listado de archivos informará asimismo al cliente de si hay agujeros (o errores de Input/Output) dentro del propio archivo. La última fase es la fase de recuperación. El objetivo de esta fase es copiar los datos y realizar copias de seguridad de dichos datos en el soporte solicitado por el cliente.

Tras la reparación del sistema de archivos, a menudo es necesario reparar la estructura interna de los propios archivos de datos. Igual que los sistemas de archivos, los archivos de datos de software para empresas también son muy complejos en la actualidad.

Sin embargo, puede que el disco duro no presente daño alguno y que sencillamente no podamos acceder a nuestros datos debido a que los archivos en sí mismos están dañados. En tal caso, hablaremos siempre de reconstrucción de datos.

La reconstrucción de datos es un proceso que consiste en recuperar los datos de un archivo que no es accesible restaurándolos en un formato que pueda utilizar el cliente. En estos casos, es necesario reconstruir los archivos dañados para que puedan volver a ser accesibles y editables.

Dicho esto, no hace falta señalar la crucial importancia que la reconstrucción de datos puede llegar a tener dentro del proceso general de recuperación de datos para el cliente.

Podemos decir que la reconstrucción de datos se encuentra en un nivel más profundo dentro de la recuperación de datos, un procedimiento que no todos los proveedores de servicios de recuperación pueden ofrecer ya que necesita de una amplia fuente de recursos y especialización.

¿Cuándo es conveniente que un usuario se ponga en contacto con un especialista para una reconstrucción de datos? Siempre que un cliente no sea capaz de editar o acceder a un archivo compatible.  Pongamos como ejemplo, que el grupo RAID en el que está el servidor Microsoft SQL del usuario falla. El usuario no puede acceder a los archivos y al intentar solventar el problema por sus propios medios de recuperación daña los datos de la unidad. En la mayoría de los casos, el especialista será capaz de acceder al RAID dañado, recuperar los archivos dañados o los datos brutos y restaurar estos datos para la nueva base de datos.  Esto se puede hacer para MS Exchange, MS SQL Server, MS SharePoint, MS Outlook, MS Office files (Access, Word, Excel, PowerPoint), además de para QuickBooks y Oracle. Un especialista no debe ser solo capaz de tratar archivos corruptos, también debe poder recuperar archivos que se han perdido.

La reconstrucción de datos (de una base de datos Exchange, SQL, Oracle, Access etc.) puede significar la ‘recuperación’ de sus datos para una empresa. Por ejemplo, una empresa puede encontrarse con una base de datos Exchange (de correo de Microsoft Outlook) corrupta.  La empresa ha ‘perdido’ datos pero no en el sentido tradicional; sabe que el problema reside en una base de datos corrupta que necesita ‘reconstrucción’ para volver a tener los correos electrónicos generados tras la última copia de seguridad.

Por último, es importante destacar que para que el especialista pueda responder a las necesidades de los usuarios informáticos actuales no es suficiente con recuperar los archivos de un dispositivo de almacenamiento dañado, sino que es necesario que los archivos recuperados funcionen correctamente.  Por eso, debe desarrollar constantemente soluciones para los archivos corruptos de forma que todos los datos rescatados puedan volverse a utilizar tras la pérdida de datos.  De esta forma, estará en disposición de prestar un servicio de gran valor a todos aquellos usuarios que sufran una pérdida de datos.

, , , ,

Deja un comentario