Go to Top

¡Isla privada en llamas!

  • https://www.ontrackdatarecovery.es/blog/wp-content/uploads/sites/8/IMG_05961.jpg
  • https://www.ontrackdatarecovery.es/blog/wp-content/uploads/sites/8/IMG_05881.jpg
  • https://www.ontrackdatarecovery.es/blog/wp-content/uploads/sites/8/IMG_0625.jpg
  • https://www.ontrackdatarecovery.es/blog/wp-content/uploads/sites/8/IMG_0611.jpg

Cuando un incendio devastó la isla privada de un importante hombre de negocios, varios de sus discos duros fueron atrapados en llamas de más de 60 metros de alto. Éstos  contenían datos cruciales que necesitaba recuperar.

Cada disco del sistema RAID fue dañado por el fuego. La corrosión del agua utilizada para extinguir el fuego progresó el daño y hizo la recuperación aún más compleja.  El daño del interior de los dispositivos fue extenso, evitando que los discos funcionaran.

Llamaron a Kroll Ontrack para recuperar la mayor cantidad posible de estos datos valiosos. Los dispositivos dañados incluyeron ocho discos de dos servidores configurados en dos grupos de cuatro discos en RAID 5.

Uno de nuestros ingenieros senior dirigió la recuperación de los datos desde nuestros laboratorios y se le dio prioridad a los dispositivos que contenían la información considerada más valiosa.

Como las imágenes muestran, las unidades habían sufrido daños muy avanzados y al inicio parecía tratarse de una situación irrecuperable. No solo los discos habían sido quemados, sino también mojadas por el agua de las mangueras de los bomberos. Esto causó algo que nunca queremos descubrir: La corrosión de los componentes internos de los discos duros.

Una vez en nuestra cámara limpia, los ingenieros pudieron desmontar las unidades y limpiar los platos que contenían los datos. Dado que hasta las partículas de humo pueden evitar que los datos se puedan leer correctamente, éstas también tuvieron que ser eliminadas. El equipo reemplazó los componentes dañados,  como los cabezales de lectura/escritura, por piezas de discos de un modelo idéntico, reconstruyendo las unidades una a la vez.

La siguiente etapa de la recuperación fue la de intentar leer los datos en bruto almacenados en las unidades. Nuestros ingenieros pudieron recuperar toda la información en seis unidades de disco duro. Quedó entonces el reto de reconstruir los datos faltantes de las dos unidades irrecuperables.

Afortunadamente, la configuración RAID 5 lo hizo posible gracias a la redundancia de datos. Con la ayuda de nuestro software propietario y el conocimiento detallado de la configuración RAID, nuestros ingenieros fueron capaces de crear un RAID virtual, reconstruir la configuración de los discos, y extraer los archivos ’perdidos’.

Al final, el 100 por ciento de los datos se recuperó con éxito. Los datos fueron copiados a discos nuevos y devueltos a su feliz propietario.

, , , , ,

Deja un comentario