Go to Top

HDD vs SSD vs almacenamiento híbrido: Una guía para tu empresa

En esta era de la información, en que las empresas se ven obligadas a almacenar y procesar cantidades de datos corporativos cada vez más difíciles de manejar, escoger sabiamente las opciones de soluciones de almacenamiento se ha convertido en un factor de creciente importancia.

Tras un largo período de dominio del mercado por parte de la unidad de disco duro tradicional (HDD), en los últimos años han aparecido una serie de nuevas opciones, más avanzadas, que ofrecen varias ventajas con respecto a la tecnología anterior. Las unidades de estado sólido (SSD) han ganado mucho en aceptación a lo largo de la última década gracias a su velocísimo desempeño y su alta durabilidad, pero en los últimos años han surgido como alternativa adicional una serie de opciones de almacenamiento híbrido que permiten a los usuarios equilibrar de varias maneras los pros y los contras de las tecnologías HDD y SSD.

En última instancia, las necesidades de cada empresa son diferentes, por lo cual las organizaciones probablemente basarán su elección en cuanto a la solución de almacenamiento tanto en los requerimientos de su sector de actividad como en las ventajas y desventajas de la opción tecnológica específica escogida. No existen respuestas de validez universal, sino sólo un número de factores que los administradores de TI deberán tener en cuenta antes de seleccionar el tipo de almacenamiento que funcione mejor para su empresa.

HDD: La opción asequible tradicional

El HDD tradicional es un viejo conocido de hace décadas y sigue basándose en los mismos principios mecánicos que definieron a este tipo de dispositivo desde el primer momento, con los datos almacenados magnéticamente en un disco de metal que gira a un ritmo muy veloz. Esta tecnología ha tenido muy buena aceptación, pero básicamente ha alcanzado una meseta en términos de rendimiento, algo bien conocido desde el punto de vista cuantitativo, tanto en sus aspectos positivos como negativos.

Ventajas

  • Asequibilidad: las empresas pueden comprar múltiples unidades HDD con gran capacidad de almacenamiento por una fracción del precio de las opciones SSD e híbridas, más modernas pero más caras.
  • Capacidad de almacenamiento: un único HDD se puede utilizar para almacenar hasta diez terabytes de datos, algo que los SSD aún no pueden hacer.

Desventajas

  • Ineficiencia: los HDD son más ruidosos, generan más calor y consumen más energía que sus homólogos basados en flash, tornándolos indiscretos y más caros de mantener.
  • Fragilidad: debido a sus delicadas partes móviles, los HDD se dañan fácilmente si se caen o son golpeados, mientras que la magnetización puede interferir con sus operaciones, causando pérdidas de datos.
  • Lentitud: los HDD son mucho más lentos que las opciones tecnológicas más modernas, retrasando el acceso a los datos o el arranque de programas que se ejecutan desde la unidad.

Son muy apropiados para…

  • Empresas de porte más bien pequeño que estén dispuestas a sacrificar rendimiento por un coste inicial menor.
  • Empresas que dependen de su capacidad para almacenar enormes cantidades de datos.

SSD: La opción Premium de vanguardia

Los SSD han tenido un mercado significativo en los últimos años debido a las ventajas de desempeño que ofrecen en comparación con sus homólogos electromecánicos. Utilizando el mismo tipo de memoria flash que se encuentra en las unidades USB, los teléfonos móviles y las tarjetas SD, tienden a ser preferidos por quienes estén dispuestos a pagar un sobreprecio por el acceso rápido a sus datos, y como se trata de una tecnología emergente, su potencial continuará expandiéndose en el futuro cercano.

Ventajas

  • Velocidad: la tecnología basada en memoria flash de los SSD ofrece una velocidad mucho mayor que los antiguos principios mecánicos de los HDD, permitiendo un acceso casi instantáneo a los datos.
  • Eficiencia: la ausencia de partes móviles significa que los SSD pueden funcionar casi en silencio y con un mínimo de consumo de energía, lo que es ideal para su uso en movimiento.
  • Durabilidad: el diseño interno de los SSD es mucho más robusto que el de los HDD, lo que significa que pueden absorber impactos sin tanto riesgo de pérdida de datos.

Desventajas

  • Precio: El coste de producción y el precio de venta de los SSD es mucho más caro: un SSD de un terabyte costaba más de £ 300 en enero de 2015, alrededor de seis veces el precio de un HDD de capacidad similar.
  • Menor capacidad: hasta la fecha, los fabricantes de SSD no han sido capaces de desarrollar unidades que ofrezcan el mismo tipo de espacio de almacenamiento de los HDD, lo que significa que los usuarios deben resolver de alguna manera estas capacidades limitadas.

Son muy apropiados para…

  • Empresas high-tech que necesiten del acceso instantáneo a sus datos y que estén en condiciones de pagar el precio más alto por la tecnología más reciente.
  • Empresas que dependan del transporte de sus equipos de un lugar a otro de forma regular y que necesiten una solución de almacenamiento que pueda soportar el estrés físico.

Almacenamiento híbrido: equilibrando los pros y los contras de los HDD y los SSD

Las opciones de almacenamiento híbrido han surgido hace relativamente poco tiempo y su objetivo es ofrecer una solución intermedia entre los nuevos SSD y los HDD de mayor antigüedad. Combinan la memoria basada en flash con los platos electromagnéticos rotatorios de un disco duro tradicional, permitiendo que los datos a los que se accede con mayor frecuencia sean almacenados en la parte SSD más pequeña, y que el resto sea guardado en la partición HDD. Esto significa que se combinan los atributos fundamentales de ambas tecnologías.

Ventajas

  • Velocidad cuando la necesitas: el doble formato del almacenamiento híbrido implica que los datos y las aplicaciones críticas se pueden guardar en un formato basado en flash en un lugar al cual se pueda acceder de forma instantánea, mientras que los datos que no necesitan este tipo de acceso rápido se almacenan en el HDD.
  • Los beneficios de un SSD a un precio inferior: el almacenamiento híbrido ofrece muchos de los aspectos más atractivos de un SSD, tales como velocidad y eficiencia, pero a un coste mucho menor que un verdadero SSD de una capacidad similar.
  • Mayor capacidad de almacenamiento: debido a que estos dispositivos incorporan un HDD tradicional, los usuarios pueden beneficiarse de un mayor espacio de almacenamiento que el ofrecido por la tecnología más antigua.

Desventajas

  • Durabilidad limitada por el HDD: las opciones de almacenamiento híbrido no pueden ofrecer el mismo nivel de protección contra los daños físicos como los SSD, ya que la porción HDD todavía contiene partes móviles.
  • Lo peor de ambos mundos: por como son diseñados, los modelos híbridos combinan algunos de los aspectos más débiles de ambas tecnologías, incluyendo un precio más alto en comparación con los HDD puros, el lento desempeño del componente HDD y una menor eficiencia en comparación con los SSD.

Son muy apropiados para…

  • Empresas que estén dispuestos a hacer funcionar un SSD y HDD de forma simultánea y deseen adquirir una solución que combine a ambos en un solo dispositivo.

Empresas que sólo requieran contar con acceso rápido a una pequeña cantidad de datos críticos y no tengan problemas en utilizar la tecnología HDD más antigua para la mayor parte de sus necesidades de almacenamiento.

, , , ,

Deja un comentario