Go to Top

“Duran para siempre” y otros mitos sobre las unidades SSD

Mito – Las unidades SSD no tienen partes móviles así que es muy raro que den problemas.

Realidad –  Las unidades SSD son mucho más fiables que los discos duros tradicionales en algunos aspectos, debido principalmente a que no tienen partes móviles. Por esta razón este tipo de unidades está generalmente instalada en dispositivos móviles, que están sujetos a condiciones de uso mucho más duras que los discos duros tradicionales. La causa más común de fallo en las unidades SSD es el agua, ya que produce cortocircuitos y daña los componentes electrónicos. En comparación, menos del 1% de los discos duros tradicionales (HDD) presenta daños derivados de agua.

Mito – No necesita una copia de seguridad de los datos ubicados en una unidad SSD si éstos están sincronizados en un sistema de almacenamiento en la nube.

Realidad –  Hay una antigua regla en la informática que dice: “Si no tienes una copia de seguridad guardada en al menos dos sitios distintos, no tienes una copia de seguridad válida”. Esta regla no es menos válida porque una unidad de almacenamiento sea más fiable que las demás. Con frecuencia, Kroll Ontrack recupera datos de clientes cuyas copias de seguridad, tanto locales como en la nube, quedaron inaccesibles, corruptas o se sobrescribieron debido a un error. La causa más habitual es que se dañe la copia local y luego ésta se sincronice en la nube, dañando la segunda copia. Muchos proveedores de servicios de almacenamiento en la nube guardan versiones antiguas de los archivos, pero éstas no siempre están disponibles. En Kroll Ontrack recomendamos siempre que se realice una segunda copia de seguridad.

Mito – Las unidades SSD se pueden reparar fácilmente

Realidad – Falso, las unidades de estado sólido (SSD) son difíciles de separar del resto del sistema electrónico y por lo tanto muy difíciles de reparar. Por ejemplo, las unidades SSD de la mayoría de tabletas y Smartphones están soldadas al circuito principal de la placa base, tal y como se puede ver en la imagen.

Mito – Apagar el ordenador de forma incorrecta o dejar que la batería se vacíe completamente no daña los datos.

Realidad – Falso, si se corta la alimentación del equipo o se apaga incorrectamente mientras que la unidad está leyendo o escribiendo datos, la unidad SSD entra en modo seguro en cuestión de milisegundos para que no se pierdan datos. Esta operación no es sencilla y esperar que funcione siempre no es realista. Siempre hay que confiar en que los diseñadores del equipo hicieran correctamente todos los cálculos necesarios y que los fabricantes se concentrasen en la fabricación del equipo. La experiencia de nuestros ingenieros de Kroll Ontrack nos dice que esta operación falla. Es cierto que sucede sólo a veces, pero falla. ¿Y cómo lo sabemos? Porque vemos sus resultados. Vemos cómo se producen errores derivados de la presencia de datos corruptos y vemos cómo desaparece el acceso a estos datos.

Mito – Las unidades SSD duran para siempre porque no tienen desgaste físico.

Realidad – Falso, la esperanza de vida y la capacidad de todas las unidades de almacenamiento se reduce a medida que pasa el tiempo.  Un fenómeno derivado de este diseño,  llamado amplificación de la escritura, produce que la capacidad y la velocidad de la unidad SSD se reduzcan con el tiempo. Esto se debe fundamentalmente al modo en el que se borra la memoria de las unidades SSD.

La esperanza de vida útil de una unidad SSD puede ser de tan sólo cinco años si el uso es intenso. Se sabe que la mayor parte de la gente actualiza el hardware cada 3 años, así que cuentan con que no haya problemas, siempre que no lo adquiera de segunda mano. Actualmente hay dos tipos de memoria usadas en las unidades SSD: las llamadas SLC o unidades de celda a nivel individual, y unidades MLC o de celdas a nivel múltiple. Las unidades SLC duran mucho más, pero su fabricación es más difícil. Todas las unidades baratas y la mayoría de las unidades de USB están basadas en la tecnología MLC. Las memorias flash solo pueden programarse y borrarse un número limitado de veces. A esto se le llama número máximo de ciclos de escritura/borrado de una memoria flash. Las unidades SLC, diseñadas para tener un alto rendimiento y una mayor duración, pueden funcionar entre 50 mil y 100 mil ciclos. Desde 2011, las unidades MLC están diseñadas para salir al mercado a un precio muy bajo, pero a cambio tienen una vida muy reducida; entre 3 mil y 5 mil ciclos.

Mito – El uso de cifrado no presenta complicaciones de ningún tipo.

Realidad – Falso, el uso de cifrado reduce significativamente las posibilidades de una recuperación de datos en caso de que se formatee la unidad HDD por accidente. Además, el uso de cifrado del disco completo agrava el problema. Muchas situaciones de pérdidas de datos pueden estar causadas por problemas lógicos de software que impiden la recuperación. Si un fallo daña el cifrado del disco, será imposible que éste se pueda terminar de montar, lo que impide que se pueda eliminar el cifrado. Esto también produce que no se pueda realizar una recuperación total o parcial en aquellos discos que están muy dañados, ya que no se puede identificar la ubicación de los datos importantes. En estos casos se produce una situación de todo o nada; es decir, se trata de hacer un puzle con más de 10 mil piezas donde todas las piezas tienen el mismo color.

5 Responses to "“Duran para siempre” y otros mitos sobre las unidades SSD"

  • Fernando Hernandez
    18 julio 2013 - 13:41

    Muy importante e interesante. Soy asesor en tecnología para HEWLETH PACKART COLOMBIA y es buenisimo tener esta informacion ya que en un mercado tan competido siempre gana el que mas conocimiento tenga y que lo aplique de manera mas profesional. Como siempre estaré atento a sus artículos y espero poder ganar me el sorteo.

  • Patxi Zuheros
    18 julio 2013 - 18:57

    Si es cierto que la esperanza de vida de estas unidades se reduce a cinco años, vamos a tener muchos problemas, pues es un dato que no se conoce.

  • Francisco Serrano
    22 julio 2013 - 07:48

    Desgraciadamente son mitos mucho más extendidos de lo que parece, y es muy interesante el trabajo de ir desmontando esas falsas creencias. Enhorabuena por la claridad.

  • Jordimac
    06 octubre 2015 - 23:33

    Interesantísimo artículo.
    Si la esperanza de vida de un SSD usado de forma intensa es de 5 años, ¿cuál es la esperanza de vida de un HDD en las mismas condiciones de uso?

Deja un comentario