Go to Top

Cuidado con los malos consejos sobre la recuperación de datos virtualizados

mechanicTras la encuesta sobre la recuperación de datos en entornos virtualizados realizada por Kroll Ontrack y VMware, se observaron tres percepciones erróneas que destacaban sobre el resto. La primera consistía en asumir que los datos están más seguros en un entorno virtualizado. La segunda se basa en los daños derivados de una visión muy parcial de los beneficios de la virtualización.

La tercera y última revelación tiene relación con el procedimiento de recuperación de datos. De acuerdo con la encuesta realizada, ante un escenario de pérdida de datos, el 36% de los encuestados intentaría reconstruir ellos mismos los datos en lugar de llamar a una empresa de recuperación de datos. Comúnmente, se asume que se trata de un proceso tan sencillo de realizar que lo puede llevar a cabo cualquier departamento de TI y que no requiere ayuda externa. Sólo el 22% de los encuestados buscarían la ayuda de un experto en recuperación.

En realidad, intentar recuperar los datos uno mismo generalmente agrava el problema y hace más difícil, y en algunos casos imposible, la recuperación de datos. Esta percepción se debe a que la complejidad del proceso no está a la vista de los usuarios y administradores; especialmente cuando se trata de datos virtualizados, lo que lo hace parecer aún más sencillo.

Para evitar empeorar el desastre, las compañías necesitan desarrollar un programa de recuperación detallado y comprobado. Sin un programa de estas características, el personal de TI se encontrará a la deriva en una situación de crisis. Sin el conocimiento y las habilidades necesarias se hundirán con mayor rapidez a la hora de resolver el problema y realizarán intentos de reparaciones basadas en un diagnóstico equivocado. Lo que complicará aún más la situación.

Además, muchas compañías utilizarán herramientas especializadas de otras compañías si sus propias herramientas no sirven tras el primer intento. Sin embargo, esta decisión no siempre produce los resultados esperados. Esto se debe a que los intentos de recuperación de datos pueden dañarlos aún más y para el momento que se manda a un especialista, la pérdida ya es irreversible.

También es cierto que con tantas compañías entre las que escoger y con tantas promesas de milagros. Es difícil seleccionar la empresa adecuada en una situación de emergencia. Si se escoge un proveedor que no está bien equipado, todas las posibilidades de recuperar los datos se verán anuladas por una chapuza de recuperación.

Deja un comentario