Go to Top

¿Cuáles serán las consecuencias cuando Windows XP desaparezca el 8 de abril de 2014?

Windows XP

El 8 de abril de 2014 Microsoft retira el soporte técnico de Windows XP. Este acontecimiento es notable en la historia de la informática personal, ¿pero cuáles son las consecuencias para particulares y empresas?

¿Cuáles son las consecuencias en nuestros ordenadores que todavía corren Windows XP? Para empezar, es necesario recordar que Windows XP nació en 2001 y que la última “gran” actualización, también conocida como “service pack”, data de mayo del 2008, hace casi seis años. Desde entonces las tecnologías han evolucionado enormemente. No existía el HDMI, prácticamente ninguna pantalla táctil, ningún USB 3.0 ni los discos SSD. En pocas palabras, muchísimos componentes del hardware han cambiado considerablemente. Si añadimos que el 98% de los ordenadores que trabajan con Windows XP utilizan la versión de 32 bits que no es capaz de superar el uso de 4 GB (y en realidad sólo 3 GB) de RAM, empezamos a entender por qué deshacerse de Windows XP se convierte en una prioridad. Recordemos que sólo la versión de 64 bits puede gestionar hasta 128GB de RAM únicamente en procesadores x64 del tipo Intel Itanium.

¿Qué ocurre si no quiere cambiar su ordenador?

Microsoft no proporcionará más actualizaciones de seguridad con el soporte de Windows XP. Además, será cada vez más difícil encontrar software compatible. Por ejemplo, el navegador Internet Explorer está limitado a la versión 8.0 desde hace muchos años mientras que Internet Explorer 11 se utiliza en Windows 8 y Windows 7. Si combinamos el navegador de Internet y las actualizaciones de seguridad, muchas de las funciones relacionadas con la seguridad básica y con la Web ya no estarán disponibles. Un ejemplo de esto podría ser que los bancos no permitan el acceso a las cuentas bancarias a través de ordenadores equipados con Windows XP. Pero eso no es todo. Hay que considerar todo lo relacionado al multimedia. La llegada de los smartphones en el mercado ha transformado la tecnología usada para difundir la información en la Web.  Particularmente afectados son los vídeos, animaciones interactivas y otras funciones similares. El HTML5 es capaz de funcionar con CSS3, Chrome, Safari, Opera y Firefox; exploradores que se pueden usar sobre máquinas con Windows XP, pero ¿por cuánto tiempo más será posible si las herramientas de seguridad no son compatibles? El cese del soporte técnico de Microsoft terminará prácticamente todos los intereses de la industria por continuar con el mantenimiento de las herramientas en este entorno.

¿Es un desperdicio?

En realidad, nada impide la instalación de Windows 7 en los equipos actualmente trabajando bajo Windows. El problema sería de encontrar licencias de Windows 7 porque no suele ser recomendable el uso de Windows 8 en máquinas con XP. Windows 8 empuja al límite de sus capacidades los chips en la placa base de máquinas antiguas que podrían soportar la actualización a Windows 7. Con Windows 8, la potencia de computación requerida llega a los límites de las arquitecturas antiguas de hardware. La actualización a Windows 7 tendrá un coste de cien dólares, el cual aún es más económico que comprar un nuevo equipo.

Un riesgo significativo para los profesionales

Si eres un profesional y pierdes datos o sufres un ataque de virus o phishing en un ordenador que aún funciona con Windows XP, después del 8 de abril del 2014, una compañía de seguros no necesariamente cubrirá estos daños. Es responsabilidad del profesional de contar con herramientas seguras y asegurarse de que el mantenimiento esté totalmente operativo. Además, aquellos que mantengan otros software en el entorno de Microsoft corren el riesgo de no estar cubiertos por sus seguros.  A partir del momento en que deja de contar con mantenimiento, el sistema operativo se vuelve obsoleto. En el caso de que se utilice máquinas con SO obsoletos para determinados usos específicos, se recomienda evitar conectarlos a la red de la compañía. No hay certeza alguna de que éstas no se puedan volver perjudiciales debido a las vulnerabilidades de seguridad (las cuales son resueltas en gran medida en sistemas aún comercializados y oficialmente soportados). Windows XP se acabó. Es un poco como el asbestos: tenemos que deshacernos de él.

, ,

Deja un comentario