Go to Top

Compartir información confidencial en la nube

Los riesgos asociados al acceso de datos se deben tener en cuenta tanto al compartir datos corporativos con empleados de la misma compañía, como con socios y clientes. Hay que asegurarse de que sólo aquellas personas que requieren acceso, tengan acceso. Compartir datos de manera confidencial no es difícil en sí, pero es necesario un entorno operativo apropiado.

Todo lo que tiene que ver con compartir datos supone un riesgo potencial para la infraestructura y la información guardada. Al hablar de compartir datos, abordamos el tema del alojamiento de datos. Por tanto, hablamos de un servidor que tiene la ventaja de una capacidad de  distribuir la información de formas distintas, y un sistema de gestión de cuentas de usuario que nos permite compartir la información con las personas correctas.

Tenemos que considerar quién requiere acceso a los datos y cuántos datos se deberían compartir. Si compartimos los datos dentro de una empresa, no nos enfrentaremos al problema del cuello de botella con las líneas telefónicas, cuyos precios suelen causar problemas. La introducción de servicios en realidad depende del tema del acceso, porque compartir datos de manera confidencial está vinculado con el concepto del acceso confidencial, y al acceso de los tribunales. Para acceder a los datos desde cualquier línea de cualquier red, el enlace de acceso es fundamental.

Además,  es difícil controlar cómo se comparten los datos en una política de informática global corporativa y confidencial, dado que el departamento de informática tiene que controlar la infraestructura, para prevenir el acceso sin autorización.

Entonces, tenemos 2 soluciones. O el acceso confidencial es interno a la empresa y disponible solo a la red interna, con lo que se tienen que encriptar los contenidos para prevenir que otras personas los encuentren y los lean, o bien el acceso confidencial está fuera de la empresa, en la nube, o alojado mediante un método más convencional.

En el segundo caso, que utiliza el alojamiento de datos externo, compartir datos es más eficaz en la nube, con una encripción sofisticada. Para eso es recomendable emplear un dispositivo de encripción que no utilice la plataforma de alojamiento en la nube, para tener el control completo sobre la seguridad de la llave de encriptación. Una ventaja de utilizar la nube es la posibilidad de acceder a la información almacenada desde cualquier lugar. Además, podemos acceder a todos los tipos de datos sin monopolizar el ancho de banda de la red de telecomunicaciones, que podría ser el caso con el acceso externo a la red interna de una empresa.

De todas maneras, para compartir datos hay que pensar quién lo utiliza y cómo, para no olvidarnos de las configuraciones necesarias.

, , , , , , ,

Deja un comentario