Go to Top

Ahumado y sin duplicado; el asado de un sistema RAID

recuperar RAIDNos encontramos con todo tipo de fallos, derivados de todo tipo de situaciones. Sin embargo, no hay ningún reto mayor que enfrentarse a la restauración de aquellas unidades que se han visto envueltas en una inundación o un fuego o han caído desde una gran altura, como por ejemplo desde un edificio.

Ésta es la situación de 24 unidades de almacenamiento RAID que se habían cocinado a fuego lento en el incendio de las oficinas donde estaban ubicadas. Estas unidades RAID no sólo contenían los datos de todos los clientes, sino que además eran la única copia que existía.

Afortunadamente, el cliente actuó rápidamente y contactó con nosotros para que comenzáramos el trabajo lo antes posible.

Las unidades se empaquetaron y enviaron a nuestras instalaciones. El encargo llegó a nuestras instalaciones de madrugada: 24 unidades quemadas y rescatadas de entre las cenizas que quedaban en las oficinas. Naturalmente, el cliente estaba desesperado por recuperar sus datos y volver a poner en marcha su negocio.

Trabajamos toda la noche. Primeramente examinamos las unidades para poder cuantificar el daño. Se comprobó el estado de la electrónica, se examinó el interior de las unidades y se optó por reparar todo lo que pareciera defectuoso.

Afortunadamente no había daños producidos por agua, que en muchos casos acompañan a este tipo de accidentes. Muchas veces las unidades calcinadas reciben también una buena dosis de agua, lo que hace que los datos sean completamente irrecuperables.

Gracias a los esfuerzos de nuestros ingenieros se consiguió reparar las unidades, en 24 horas ya se disponía una imagen de las mismas y en 48 horas la recuperación ya estaba en las manos del cliente.

Como era de esperar el cliente estaba feliz y mucho más tranquilo al tener su equipo en funcionamiento en tan poco tiempo.

, ,

Deja un comentario