Go to Top

5 cosas a saber sobre el Derecho al Olvido

Preparate a ser olvidado

¿Cómo surgió el “Derecho al Olvido”?

Ha habido más de 15,000 solicitudes por parte de ciudadanos españoles para eliminar más de 50,000 enlaces webs de Google desde que el ‘Derecho al Olvido’ comenzó a aplicarse en mayo de este año, y aproximadamente el 34% de estos enlaces ya han sido eliminados.

La decisión adoptada por el Tribunal Europeo de Justicia fue el resultado de una denuncia presentada en el año 2010 por un ciudadano español, Mario Costeja González, a la Agencia Española de Protección de Datos, la AEPD) contra el periódico español, La Vanguardia Ediciones SL, que publicaba los detalles de la recuperación de su casa por falta de pago. El aviso también aparecía en los resultados de la búsqueda en Google para su nombre, por lo cual solicitó que Google España o Google Inc. eliminaran los datos personales que se referían a su persona.

Este caso abrió el debate sobre el ‘Derecho al Olvido’, ya que la Directiva de Protección de Datos de 1995 no cubría todos los aspectos de estos nuevos escenarios en los que los motores de búsqueda manejaban datos de carácter personal. En el caso de Mario Costeja González, se argumentó que la información que aparecía en los resultados de la búsqueda para su nombre, es decir los enlaces con el artículo de La Vanguardia, estaban desactualizados y eran irrelevantes, ya que las actuaciones habían sido resueltas y finalizadas por completo hacía ya varios años.

¿Qué es exactamente el “Derecho al Olvido”?

El 13 de mayo de 2014, la decisión del tribunal de la UE declaró que, al amparo del “Derecho al Olvido”:

“Los individuos tienen el derecho – bajo ciertas condiciones – de solicitar a los motores de búsqueda que eliminen los enlaces con información personal acerca de ellos. Esto se aplica cuando la información es inexacta, inadecuada, irrelevante o excesiva para los fines del tratamiento de los datos (párrafo 93 de la sentencia)”.

La pregunta importante que uno debe formularse al observar el panorama general es: ¿ha sido usted realmente olvidado? La respuesta más simple a esta pregunta sería que no. Hay algunos aspectos clave del ámbito de aplicación de la sentencia que deben ser considerados con el fin de comprender plenamente cuán bien se le permite que usted controle su información personal en línea, el primero de los cuales es el “poder de la predeterminación”. El efecto del Reglamento General de Protección de Datos que próximamente entrará en vigencia en cuanto a la salvaguardia del Derecho al Olvido, es que también juega un papel crítico para permitir que los individuos controlen la información que se comparte sobre ellos en línea.

¿Por qué es tan importante el poder de la predeterminación?

El “poder de la predeterminación” puede ser visto como el aspecto más importante. Debido a que la sentencia sólo afecta a los motores de búsqueda en Europa, si usted solicita que su información sea eliminada de google.es, todavía puede seguir estando disponible en google.com. En un reciente artículo del periódico británico The Guardian, esta situación ha sido comparada con cerrar la puerta pero dejar todas las ventanas abiertas, es decir, puede que no sea posible encontrar una lista de resultados ‘sin censura’ en los resultados de búsqueda a nivel del motor de búsqueda nacional, pero todavía es posible encontrarlos  en google.com (o a veces, en otras versiones de un país o región específicos).

El argumento para justificar esto es que los usuarios de los motores de búsqueda tienen predeterminada la versión del motor de búsqueda específica para su país o región (por ejemplo, google.co.uk en el Reino Unido, google.es en España, google.fr en Francia). Así, por ejemplo, cuando una solicitud para deslinkear una página española haya sido procesada en google.es, la probabilidad de que sea hallada por los usuarios interesados es baja. Sin embargo, no es imposible. Un ejemplo de esto puede verse cuando buscamos “Mario Costeja González” en google.com y en la página 2 de los resultados de la búsqueda, al momento de esta publicación, aparece el artículo en cuestión, cuyo retiro fue solicitado con éxito por el Sr. Costeja González.

La presunción de que los usuarios sólo buscan en los motores de búsqueda específicos de su país o región es problemática, ya que es muy sencillo sortear las restricciones impuestas por el Derecho al Olvido. Por lo tanto, la pregunta sigue siendo si todo esto debe ser una iniciativa nacional, paneuropea o global. Esto también se discute en el artículo sobre el Derecho al Olvido de Luciano Floridi, miembro del Consejo Asesor de Google, publicado en The Guardian y mencionado anteriormente.

¿Qué tiene que ver el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) con esto?

Las leyes actuales acerca del manejo y procesamiento de datos pueden ser consideradas como ‘desactualizadas’, si consideramos todo aquello que ha aparecido desde que el Reglamento de Protección de Datos fuera promulgado en 1995. No se tuvieron en cuenta muchos de los aspectos de la era digital, como por ejemplo, el crecimiento exponencial y el uso de los motores de búsqueda y las fuentes de información en línea, así como el hecho de que un gran volumen de datos personales ahora se maneja en formato digital, lo que significa que se puede transmitir y manejar a nivel internacional mucho más fácilmente que 20 años atrás.

De modo que cuando se trata del Derecho al Olvido, entra en juego el RGPD, a medida que muchos más datos se están procesando a nivel internacional. Por lo tanto, la definición de los derechos de los ciudadanos de la UE y las obligaciones de los manejadores y procesadores de datos (sin importar en dónde se encuentren) es crucial para el tratamiento de los datos personales. En este sentido, “las empresas no europeas, cuando ofrecen servicios a los consumidores europeos, deben aplicar las normas europeas”. Esto significa que el controlador de los datos que ha hecho públicos los datos personales tiene la obligación de seguir ‘los pasos razonables’ para informar a los terceros que el individuo desea que sus datos sean borrados.

El RGPD propuesto tendrá un rol significativo en el apoyo al Derecho al Olvido, ya que no sólo actualizará la legislación actualmente vigente sobre el manejo y el procesamiento de datos para la era digital, sino que permitirá la creación de “un mercado único de datos en la Unión Europea y la racionalización de la cooperación entre los reguladores de los Estados miembros”.

¿Qué es lo que usted debería hacer ahora?

Como individuo, es importante que usted se familiarice con cualquier información personal u otra información que se relacione con usted que esté disponible en línea. La manera más simple de hacer esto es realizar una búsqueda en Google con su nombre y revisar los resultados, haciendo clic en los enlaces que están disponibles y asegurándose de que la información es relevante y precisa. Esta información personal puede afectar muchas áreas de su vida, incluyendo sus perspectivas de empleo, su reputación y la seguridad de sus datos. Nos guste o no, la presencia en línea es parte de nuestras vidas y como individuos, debemos asegurarnos de que estamos siendo retratados correctamente y protegidos de los efectos de compartir cualquier información falsa, irrelevante, desactualizada o sensible acerca de nosotros.

Cuando se trata de una empresa y/o un manejador de datos, es importante evaluar los métodos de manejo y tratamiento de los datos personales de empleados, clientes, contactos y socios de negocios. Existen multitud de casos con información disponible libremente a través de los medios de comunicación, en los cuales la forma en que las empresas manipulan, almacenan y disponen de sus datos ha sido puesta en el punto de mira. En la mayoría de los casos, la mala gestión de los datos ha dado lugar a fuertes multas y daños irreversibles a la reputación de las empresas. Por esta razón, asegurar y proteger los datos es la máxima prioridad para muchas empresas, en un momento en que los sitios web que almacenan información valiosa acerca de clientes o información interna están siendo objeto de ataques constantes, transformándose los procesos para asegurar y proteger los datos en un requisito de máxima prioridad absoluta.

En base a nuestra reciente encuesta, en la cual el 81% de los gerentes de TI admitió no estar familiarizado con el RGPD que entrará en vigencia próximamente, en este momento el verdadero problema en este ámbito parece ser la educación de los interesados en cuanto a la información que necesitan para comprender plenamente el Derecho al Olvido y el Reglamento General de Protección de Datos propuesto. Esto incluye la información legal y técnica que necesitan para asegurarse de que estén completamente preparados para implementar prácticas seguras en el manejo y procesamiento de datos que cumplan con los requisitos estándar del DAO y la próxima aplicación del RGPD.

Utilizando nuestros recursos internos en calidad de proveedor de soluciones de gestión de datos, nuestro equipo de trabajo en Kroll Ontrack impartirá seminarios educativos online sobre el Derecho al Olvido y el Reglamento General de Protección de Datos para ayudar a nuestros clientes, socios y a otras personas que estén interesadas a comprender cabalmente el alcance de la nuevas reglas y darles la posibilidad de adoptar medidas donde sea necesario. Esto incluirá información actualizada sobre los requisitos del RGPD a medida que se va desarrollando. Únase a nosotros en nuestras próximas sesiones, en las cuales usted podrá enterarse de todo lo que usted necesita saber y preguntar a nuestros expertos cualquier duda que usted pueda tener acerca de sus derechos y responsabilidades como individuo o como empresa. Usted también podrá compartir sus pensamientos o formular sus preguntas en la sección de comentarios más abajo.

, , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario