Go to Top

4 usos divertidos al combinar datos con una API

Los datos son la salvia de la economía actual. Ya sea para realizar un análisis en profundidad de las preferencias de un cliente y brindarle ofertas personalizadas o para llevar a cabo actualizaciones en tiempo real del rendimiento de un negocio y conformar su futura dirección, no existe aspecto alguno de los negocios contemporáneos que no dependa, hasta cierto punto, de la información digital.

Disponer de datos, sin embargo, es solo el principio. Si las empresas desean asegurarse de que los están utilizando correctamente, deben ser capaces de proporcionárselos a aquellos que más los necesitan en el momento en que lo requieran. En muchos casos esto quiere decir que las aplicaciones tendrán que comunicarse de manera efectiva entre ellas, compartir datos ininterrumpidamente y brindar resultados instantáneos.

En el centro de todo esto se encuentran las interfaces de programación de aplicaciones (las API, por sus siglas en inglés). Es posible que en los últimos años hayas oído hablar mucho de ellas, y con razón ya que están destinadas a convertirse en la espina dorsal de gran cantidad de servicios online básicos. Por este motivo, si todavía no conoces lo que pueden hacer por ti estas herramientas, tienes que ponerte al día rápidamente.

¿Qué es una API?

Una API es, en esencia, un conjunto de rutinas y reglas que dirige la comunicación entre aplicaciones. Llevan existiendo casi tanto tiempo como los ordenadores y son las que posibilitan el desplazamiento de información de un programa a otro. En la época actual, gobernada por los datos y por la constante presencia online, las API están cobrando una importancia muchísimo mayor.

Uno de los usos clave de las API es en la red, donde esta tecnología permite a las compañías aprovechar los servicios que ofrecen algunos de los gigantes tecnológicos como Google o Facebook y beneficiarse de sus vastos repositorios de datos. Así, por ejemplo, si estás buscando un hotel o una actividad de ocio en la aplicación de Trip Advisor y ves un Google Map incrustado que te muestra su ubicación, esto es obra de la API.

La tecnología, sin embargo, no solo es útil para los negocios sino que ahí fuera existe también una inmensa variedad de aplicaciones divertidas e informativas que dependen de las API y de los datos. Los siguientes son cuatro de mis ejemplos favoritos de posibilidades de uso:

1. Jugar a Pac-Man en la calle

Google es famoso por sus elaboradas inocentadas: el año pasado, en una de ellas demostró cómo pueden utilizarse las API para combinar datos distintos entre sí y crear algo divertido. Si sabían dónde buscar, los usuarios de Google Maps podían añadir el clásico arcade Pac-Man a su página y convertir así calles reales en un laberinto donde controlar a nuestro héroe zampapastillas favorito perseguido por Binky, Pinky, Inky y Clyde.

2. Monitorear tu vuelo

El sector de la aviación es rico en datos y existe una amplia gama de servicios que utilizan las API, como Google Maps y los servicios de seguimiento por radar en tiempo real, que llevan la cuenta de los miles de aviones que nos sobrevuelan en todo momento. Las herramientas online te permiten ver exactamente dónde se encuentra tu vuelo y si se retrasará y también simplemente reclinarte en tu asiento y observar cómo atraviesan el mapa los minúsculos avioncitos.

3. Buscar algo que ver

Uno de los mayores problemas de contar con miles de películas y programas de TV disponibles a petición en páginas como Netflix, Amazon Instant Video y Now TV es que tomar una decisión sobre qué ver puede convertirse en una pesadilla. Justwatch.com es una de las herramientas que ofrece una solución a este problema: mediante una API de base de datos de películas busca qué servicios ofrecen una película específica en streaming, alquiler o venta y además detecta las novedades de los grandes proveedores.

4. Atrápalos a todos

Por último, sin duda habrás oído hablar de Pokémon Go, el último fenómeno mundial en los smartphones, pero ¿sabías que el juego usa la API de Google Maps para calcar tu personaje y seguir tus movimientos por la ciudad, así como determinar qué puntos de interés se utilizan como PokeStops? Un ejemplo perfecto de cómo los desarrolladores innovadores pueden tomar datos accesibles al público y aplicarlos de modo que se hable de ellos.

, , , , ,

Deja un comentario