Go to Top

4 tecnologías ponibles avanzadas que ofrecen una serie de beneficios

El auge de los teléfonos inteligentes ha creado docenas de nuevas formas de recopilar datos y proporcionar contexto adicional a nuestro entorno. “Bandas inteligentes” llevadas en la muñeca como Fitbit, Nike Fuel y el Apple Watch de próximo lanzamiento son relativamente comunes hoy en día y son generalmente utilizadas para recoger datos acerca de la salud, al igual que los pasos dados o las calorías consumidas. Unidades montadas en la cabeza como Google Glass pronto competirán con dispositivos creados por Epson y Sony que muestran información como una “superposición” a lo que su usuario puede ver.

Sin embargo hay nuevos dispositivos ponibles constantemente en desarrollo. A continuación presentamos algunas otras implementaciones con las que quizá usted no se haya topado aún.

Lumo Lift y Lumo Back

Diseñados para hacer algo más que simplemente recoger datos referentes a salud y fitness, los dispositivos Lumo están destinados a ayudar a aplicar esa información en tiempo real. Dirigidos a personas con una mala postura, los dispositivos Lumo emiten un zumbido cuando detectan a sus usuarios encorvando los hombros o la parte baja de la espalda.

Tanto las unidades Back como las Lift también recogen información más general referente al estado de salud, como los pasos dados y los patrones de sueño. Esta información es rastreada y registrada en una aplicación de teléfono inteligente para ayudar a monitorear las tendencias del estado de salud a largo plazo.

Salida al mercado: ya está disponible.

Automatic Ingestion Monitor (AIM, Monitor Automático de Ingesta)

Utilizando una cámara y un sensor de movimiento, este dispositivo con Bluetooth se usa sobre la oreja, lo que ayuda a detectar los alimentos y tamaño de las porciones que son ingeridas por el usuario. Un sensor de movimiento, no muy diferente a los encontrados en otros dispositivos ponibles de fitness, detecta el movimiento de la mandíbula asociada con la alimentación, mientras que la cámara captura las imágenes de los alimentos que se comen. Una aplicación a continuación intentará estimar la masa y el contenido energético de los alimentos consumidos.

Con la información recogida por el sensor AIM, el usuario y su dietista (o consultor de control de peso) podrán ofrecer más orientación sobre un mejor manejo de los tipos de alimentos y los tamaños de porción para regímenes de adelgazamiento. El AIM también asegura que los usuarios no puedan subestimar el tamaño de las porciones o la ingesta de calorías.

Salida al mercado: desconocida. El dispositivo aún está en las primeras etapas de desarrollo por parte de la Universidad de Alabama.

Lentes de contacto de Google

Tal vez lo último en tecnología montada sobre la cabeza, Google se ha asociado con el gigante farmacéutico suizo Novartis para crear lentes de contacto “inteligentes”. Pero más que la simple visualización de datos sensibles al contexto como en el caso de Google Glass, las lentes de contacto inteligentes también ayudarán a recolectar información importante referente a la salud, como los niveles de azúcar en sangre para los diabéticos. Los sensores incorporados en cada lente detectarán la glucosa en las lágrimas del usuario, alertando inmediatamente cuando los niveles de azúcar en sangre son demasiado altos o demasiado bajos, lo que permite al usuario tomar medidas correctivas de inmediato.

Novartis también confía en poder adaptar la tecnología para corregir problemas oculares del tipo “autofoco”, por lo que los usuarios ya no tendrán necesidad de usar gafas para leer. Se desconoce a esta altura si las lentes incluirán una forma integrada de mostrar datos.

Salida al mercado: desconocida. Por lo menos varios años.

Píldoras de detección del cáncer

Otro desarrollo futurista de los laboratorios Google X, la píldora inteligente, contendrá minúsculas partículas magnéticas que detectarán las células malignas, cancerígenas y proporcionarán retroalimentación a través de Bluetooth a un teléfono inteligente cercano u otro dispositivo ponible. Se espera que la nueva píldora pueda ser diseñada de forma tal que proporcione una alerta temprana de otras afecciones potencialmente mortales, tales como enfermedades cardíacas e insuficiencia renal.

A diferencia de las lentes de contacto, Google todavía tiene que encontrar un socio que preste servicios de salud para desarrollar y probar la tecnología, por no hablar de refinar los diminutos circuitos y chips necesarios para ser utilizados dentro del organismo humano.

Salida al mercado: desconocida. Muchos años.

La próxima generación de tecnologías ponibles están claramente diseñada para hacer un uso mucho mejor de los datos que recogen los sensores. Los refinamientos tecnológicos harán que la recopilación de datos sea más precisa de modo que pueda ser aplicada de formas más significativas. En última instancia, los dispositivos ponibles pasarán de ser meros aparatos de fitness a herramientas que proporcionarán una gama mucho más amplia de beneficios a sus usuarios.

, , , ,

Deja un comentario