Go to Top

3 cosas que los fabricantes no te dicen sobre los discos SSD (discos de estado sólido)

Recuperación de datos ubicados en la nube.

1. Un mal diseño del sistema o un número insuficiente de comprobaciones aumenta el riesgo de sufrir problemas derivados de datos corruptos.

Al extraer su dispositivo SSD, es fundamental desconectarlo de forma segura. Si se produce un corte de la corriente eléctrica de la unidad SSD cuando se están escribiendo o leyendo los datos, puede que la unidad se bloquee en cuestión de milisegundos con el fin de entrar en modo seguro. También es cierto que esperar que esto suceda cada vez que se corta la corriente es poco realista, siempre hay que confiar en que los diseñadores del equipo hicieran correctamente todos los cálculos necesarios y se concentrasen en la fabricación del equipo. Desde nuestra experiencia como empresa de recuperación de datos, sabemos que a veces, sólo a veces, estos cálculos están mal. Y cómo lo sabemos: porque vemos sus resultados, vemos cómo se producen errores derivados de la presencia de datos corruptos, y vemos cómo desaparece el acceso a los datos.

2. La esperanza de vida y la capacidad del equipo se reducen con el tiempo

¿Sabía que la esperanza de vida de una unidad SSD puede ser de tan sólo 5 años si se la somete a una carga intensa de trabajo? Se sabe que la mayor parte de la gente actualiza el hardware cada 3 años, así que los fabricantes cuentan con que no haya problemas, siempre que no se adquiera de segunda mano. Actualmente existen dos tipos de memoria utilizadas en las unidades SSD, las llamadas SLC o unidades de celda a nivel individual, y unidades MLC o de celdas a nivel múltiple. Las unidades SLC duran mucho más, pero su fabricación es más difícil. Todas las unidades baratas y la mayoría de las unidades de USB están basadas en la tecnología MLC. Las memorias flash sólo pueden programarse y borrarse un número limitado de veces. A esto se le llama número máximo de ciclos de escritura/borrado de una memoria flash. Las unidades SLC, diseñadas para tener un alto rendimiento y una mayor duración, pueden funcionar entre 50 mil y 100 mil ciclos. Las unidades MLC están diseñadas para salir al mercado a un precio menor, pero a cambio tienen una vida muy reducida –entre 3 mil y 5 mil ciclos.

Un fenómeno derivado de este diseño, llamado amplificación de la escritura, produce que la capacidad y la velocidad de la unidad SSD se reduzcan con el tiempo. Esto se debe fundamentalmente al modo en el que se borra la memoria de las unidades SSD.

3. Capacidad de recuperación e implicaciones del uso de cifrado

La utilización de un cifrado completo de disco puede derivar en problemas de recuperación de datos. Muchas situaciones de pérdidas de datos pueden estar causadas por problemas de software lógico que impiden la recuperación.  Causan fallos en el cifrado del disco e impiden que éste se pueda terminar de montar, lo que hace que no se pueda eliminar el cifrado. Esto también produce que no se pueda realizar una recuperación total o parcial en aquellos discos que están muy dañados, ya que no se puede identificar la ubicación de los datos importantes. En estos casos se produce una situación de todo o nada; es decir, se trata de hacer un puzle de más de 10 mil piezas donde todas las piezas tienen el mismo color.

, ,

2 Responses to "3 cosas que los fabricantes no te dicen sobre los discos SSD (discos de estado sólido)"

  • Dani
    19 agosto 2013 - 10:30

    Pues mi experiencia con estos discos no puede ser peor. En seis meses he devuelto dos discos ssd de diferentes marcas por el mismo motivo: perdidas de datos, aparición de sectores defectuosos, inconsistencia de datos, etc, terminando siempre con formateo del disco, reinstalación del sistema operativo y vuelta a empezar. Y a las dos semanas disco dañado y vuelta a empezar. Al final he terminado volviendo a los discos duros de toda la vida. En mi opinión de nada sirve que un disco ssd rinda el triple que uno convencional si su fiabilidad no llega ni a la vigésima parte que este.

    Nota: comentario modificado a causa del vocabulario

  • Jordimac
    06 octubre 2015 - 23:46

    @Dani Si has probado dos marcas distintas pero montadas en el mismo sistema quizá el problema pueda ser la alimentación de los discos. Desconozco si lo que voy a decir puede ser o no correcto, pero es posible que los discos tradicionales sean más resistentes a errores de suministro eléctrico que los SSD, y si se producen esos errores que no afectan a los HDD pero sí a los SDD, entonces no deberíamos pensar en fallos de disco, sino de fuente de alimentación.
    Hasta la fecha todos los SSD que he montado han funcionado a la perfección y no he tenido ni la más mínima incidencia (¡cruzaremos los dedos sobre madera para que siga así!).

Deja un comentario